Make Your Gift
Make Your Gift

Planned Parenthood

Hepatitis B

Planned Parenthood STD Hepatitis B

La hepatitis B en pocas palabras

  • Es un  tipo de infección hepática. 
  • A menudo no presenta síntomas.
  • No existe una cura, pero generalmente la infección desaparece por sí sola.
  • En muchos estados es necesaria la vacuna contra la hepatitis B para los niños que van a la escuela.
  • Se puede contagiar durante el juego sexual.
  • Se propaga fácilmente con o sin síntomas.
  • Los condones ofrecen una buena protección para las personas que no están vacunadas.

Todos deseamos protegernos a nosotros mismos y mutuamente contra infecciones, como la hepatitis B. Aprender más sobre esta infección es un primer paso importante.

A continuación, se incluyen algunas de las preguntas más comunes que la gente hace sobre la hepatitis B. Esperamos que las respuestas te sean de utilidad, ya sea que pienses que tienes hepatitis B, te la hayan diagnosticado o simplemente tengas curiosidad.

Ver Todo

¿Qué es la hepatitis B?

Posiblemente hayas oído hablar de la hepatitis, pero la mayoría de las personas no saben con certeza qué es. La hepatitis es una infección del hígado. El grupo de virus que infectan el hígado se llaman virus de la hepatitis. Algunos tipos de hepatitis pueden causar enfermedades graves y, en casos extremos, pueden conducir a la muerte.

Hay tres tipos de virus de hepatitis que se pueden transmitir sexualmente. El tipo de hepatitis que tiene más probabilidades de transmitirse sexualmente es la hepatitis B, que se propaga a través del semen, los fluidos vaginales, la sangre y la orina.

Anualmente, alrededor de 46,000 mujeres, hombres y niños de los Estados Unidos se infectan con este tipo de hepatitis. La mayoría de estas infecciones ocurren en personas que tienen entre 20 y 49 años.

 

Otros tipos de hepatitis que se propagan por medio de las relaciones sexuales

  • Hepatitis A. Una persona puede contraer hepatitis A mediante el contacto de materia fecal infectada con su boca, por ejemplo, en el caso de comidas contaminadas. Generalmente, esta infección se propaga cuando las personas no se lavan las manos después de ir al baño. Este tipo de hepatitis también se puede transmitir de una pareja sexual a la otra. La hepatitis A no es una infección a largo plazo. Una persona se puede infectar una sola vez. También existe una vacuna contra ella.
  • Hepatitis C. La hepatitis C se transmite a través del contacto directo con la sangre de una persona infectada. Se puede transmitir durante el sexo, pero es muy poco probable que suceda. Es más probable que este tipo de hepatitis se transmita durante las relaciones sexuales si alguno de los miembros de la pareja también tiene otra infección de transmisión sexual. Para la mayoría de las personas, la hepatitis C es una infección a largo plazo y causa enfermedades hepáticas crónicas.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis B?

Como la hepatitis B a menudo no tiene síntomas, la mayoría de las personas no saben que están infectadas. Alrededor de uno de cada dos adultos que tienen la enfermedad nunca tuvieron síntomas de hepatitis B. Cuando hay síntomas de hepatitis B, generalmente aparecen entre seis semanas y seis meses después de la infección.

Cuando sí hay síntomas de hepatitis B, los primeros que aparecen son los siguientes:

  • Cansancio extremo
  • Sensibilidad y dolor en la parte inferior del abdomen
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas, vómitos
  • Dolor en las articulaciones
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Urticaria

Los síntomas tardíos de la hepatitis B son los siguientes:

  • Dolor abdominal más fuerte
  • Orina oscura
  • Materia fecal de color claro
  • Ictericia: color amarillento en la piel y los ojos

¿Cómo puedo saber si tengo hepatitis B?

Un proveedor de atención de la salud puede realizarte pruebas para saber si tienes hepatitis B, ya sea que tengas o no síntomas de esta enfermedad.

Un proveedor de atención de la salud puede realizarte pruebas para saber si tienes hepatitis B, ya sea que tengas o no síntomas de esta enfermedad.

No, no existe ningún medicamento que pueda curar la hepatitis. Pero en la mayoría de los casos, la hepatitis B desaparece por sí misma en un plazo de cuatro a ocho semanas. Más de nueve de cada 10 adultos con el virus de la hepatitis B se recuperan por completo.

Sin embargo, alrededor de una de cada 20 personas que contraen este virus de adulto será "portadora" y tendrá una infección crónica (a largo plazo) por el virus de la hepatitis B. Nueve de cada 10 bebés que contraen el virus en el momento de su nacimiento tendrán una infección crónica a menos que reciban un tratamiento inmediato. La mayoría de los portadores del virus pueden contagiar durante toda su vida. Hay alrededor de 1,250,000 portadores de este virus en los Estados Unidos.

Los portadores tienen más probabilidades de transmitir la infección a otras personas. Las infecciones crónicas por hepatitis B pueden causar graves enfermedades hepáticas, como daño en el hígado (cirrosis) y cáncer del hígado. Alrededor de una de cada cinco personas con una infección crónica por este virus muere a causa de esta infección.

Existen medicamentos que pueden ayudar a tratar la hepatitis B crónica. Ten en cuenta que las mujeres embarazadas no pueden usar estos medicamentos.

¿Dónde puedo obtener una prueba o un tratamiento para la hepatitis B?

¿Cómo se propaga la hepatitis B?

La hepatitis B es muy contagiosa. Se transmite a través del intercambio de semen, fluidos vaginales, sangre y orina:

  • En las relaciones sexuales sin condones de látex o sin condones femeninos
  • En el sexo oral sin protección
  • Al compartir agujas o jeringas para inyectarse drogas
  • Al compartir elementos de higiene personal, como cepillos de dientes y rasuradoras
  • A través de pinchazos accidentales con agujas contaminadas durante el cuidado de la salud

El virus de la hepatitis B se puede transmitir de madre a hijo durante el parto.

 

 

Embarazo y hepatitis B

Las mujeres embarazadas que saben que pudieron haber estado expuestas a la hepatitis B se deben realizar una prueba antes de dar a luz. Las demás mujeres deben considerar hacerse la prueba. Consulta con tu proveedor de atención de la salud para saber si es mejor realizarte la prueba antes de quedar embarazada o durante el embarazo.

A menos que se traten al nacer, nueve de cada 10 bebés que nacen de mujeres con el virus de la hepatitis B transportarán el virus. El tratamiento inmediato del bebé puede tener una eficacia de un 90% a un 95%. El tratamiento consiste en una inyección en el momento del nacimiento, seguida de dos o más inyecciones durante los siguientes seis meses.

¿Cómo puedo evitar contraer o propagar la hepatitis B?

Existen diversas formas de evitar contagiarse la hepatitis B o de evitar propagarla a otras personas.

  • Abstente de tener relaciones sexuales.
  • Si decides tener sexo, utiliza un condón femenino o de látex cada vez que lo hagas.
  • Aplícate la vacuna contra la hepatitis B.
  • No te "inyectes" drogas, especialmente con jeringas o agujas "sin esterilizar".
  • No compartas objetos, como rasuradoras o cepillos de dientes, ya que pueden contener sangre infectada.

 

Prevención de emergencia

Si estás expuesto al semen, a los fluidos vaginales, a la sangre o a la orina de alguna persona con el virus de la hepatitis B y no te aplicaste todavía la vacuna contra el virus, acude inmediatamente a tu proveedor de atención de la salud. Se pueden reducir los riesgos de infección tratándote dentro de los 14 días desde que estuviste expuesto a este virus.

¿Cómo funciona la vacuna contra la hepatitis B?

La vacuna te protege contra el virus de la hepatitis B haciendo que el sistema inmunitario de tu cuerpo produzca anticuerpos. Los anticuerpos te protegerán rechazando el virus si entras en contacto con éste en el futuro.

La vacuna contra la hepatitis B se coloca en una serie de tres inyecciones. La primera inyección y la segunda se colocan con un mes de diferencia. La tercera inyección se coloca habitualmente seis meses después de la primera. Si se pasa la fecha para la segunda o la tercera inyección, colócatela lo más pronto posible.

La vacuna ha tenido muy buenos resultados hasta ahora. De hecho, la cantidad de personas que se contagian del virus de la hepatitis B por año ha disminuido de 260,000 en la década de 1980 a 46,000 en el 2006.

 

Protección adicional

También existe una vacuna para las personas en riesgo de contraer hepatitis A. Y existe además una vacuna contra ambos tipos de hepatitis, A y B, que se pueden colocar las personas de 18 o más años de edad. La vacuna combinada reduce el número total de inyecciones de 5 a 3. Pregunta a tu proveedor de atención de la salud cuáles son tus opciones.

¿Debo colocarme la vacuna contra la hepatitis B? ¿Mi hijo debería colocársela?

En la actualidad, la vacuna contra la hepatitis B se coloca de rutina en bebés, niños y jóvenes de hasta 18 años de edad. Sin embargo, también deben vacunarse los adultos que están en riesgo de contraer el virus de la hepatitis B.

La hepatitis B se contagia a través del intercambio de semen, fluidos vaginales, sangre y orina:

  • En las relaciones sexuales sin condones de látex o sin condones femeninos
  • Al tener sexo oral sin un condón o barrera bucal
  • Al compartir agujas o jeringas para inyectarse drogas
  • Al compartir elementos de higiene personal, como cepillos de dientes y rasuradoras
  • A través de pinchazos accidentales con agujas contaminadas durante el cuidado de la salud

Si te ocurrió alguna de estas situaciones, habla con tu proveedor de atención de la salud para saber si la vacuna contra la hepatitis B es lo indicado para ti.

¿Cuán segura es la vacuna contra la hepatitis B?

Los estudios realizados muestran que la vacuna contra la hepatitis B es segura para la mayoría de las personas. Es tan segura que se coloca de rutina a los recién nacidos y a los niños, además de a los adultos. Los efectos secundarios más comunes son hinchazón, enrojecimiento, sensibilidad o picazón alrededor del área en que se coloca la inyección. A algunas personas les da una fiebre leve. Sin embargo, estos síntomas no son duraderos y desaparecen por sí solos.

Al igual que con todas las vacunas, existe un mínimo riesgo de que se produzca una reacción alérgica. Si tienes mareos, taquicardia, fiebre alta, urticaria, o debilidad llama inmediatamente a tu proveedor de atención de la salud. Si tienes dificultades para respirar, llama al 911 inmediatamente.

¿Puedo contagiarme de hepatitis a través de la vacuna contra la hepatitis B?

No. La vacuna no contiene virus activos; por lo tanto, no puede provocarte una infección.

¿La vacuna contra la hepatitis B puede curar una infección por hepatitis?

No. La vacuna contra la hepatitis B únicamente previene contra futuras infecciones por hepatitis B. No puede curar la hepatitis B si tú ya la tienes.

 

Prevención de emergencia

Si estás expuesto al semen, a los fluidos vaginales, a la sangre o a la orina de una persona con hepatitis B y no recibiste la vacuna contra la hepatitis B, consulta inmediatamente con tu proveedor de atención de la salud. Puedes reducir el riesgo de infección si recibes tratamiento dentro de los 14 días después de haber estado expuesto.

¿Dónde puedo colocarme la vacuna contra la hepatitis B?

En muchos centros de salud de Planned Parenthood se ofrece la vacuna contra la hepatitis B. La puedes conseguir también en otras clínicas o departamentos de salud y de proveedores de atención de la salud privados.

¿Dónde puedo obtener más información sobre la hepatitis B?

  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
Hepatitis B