Planned Parenthood

El molluscum contagiosum

Planned Parenthood: STD: Molluscum Contagiosum

El molluscum contagiosum, en pocas palabras

  • Es un virus que afecta la piel. 
  • Los síntomas incluyen pequeñas protuberancias redondas con hendiduras.
  • Existe tratamiento.
  • Se contagia a través del contacto directo; esto incluye las relaciones sexuales. El uso de condones ayuda a reducir el riesgo de infección.

Todos deseamos protegernos a nosotros mismos y mutuamente contra infecciones como el molluscum contagiosum. Aprender más sobre esta infección es un primer paso importante.

A continuación, se incluyen algunas de las preguntas más comunes que la gente hace sobre el molluscum contagiosum. Esperamos que encuentres útiles las respuestas, ya sea que te parezca que puedes tener molluscum contagiosum, te lo hayan diagnosticado o simplemente sientas curiosidad.

Ver Todo

¿Qué es el molluscum contagiosum?

Posiblemente hayas oído hablar del molluscum contagiosum, pero la mayoría de las personas no saben con certeza qué es. El molluscum contagiosum es un virus que afecta la piel. Puede contagiar tanto a niños como a adultos. A menudo, se transmite por contacto directo no sexual, pero también puede transmitirse durante el contacto sexual. Cada año se diagnostican cientos de miles de casos del virus molluscum contagiosum.

¿Cuáles son los síntomas del molluscum contagiosum?

Si tienes molluscum contagiosum, puedes tener pústulas pequeñas, redondas y cerosas en la zona genital o en los muslos. A menudo, presentan una pequeña hendidura en el centro. Normalmente, los síntomas aparecen entre dos y tres meses después del contagio. Rara vez se presentan otros síntomas, pero ocasionalmente, esas pústulas pueden picar o molestar al tacto. Las personas con el sistema inmunitario debilitado, ya sea por virus de inmunodeficiencia humana (VIH), cáncer u otra enfermedad, suelen presentar peores síntomas.

¿Cómo puedo saber si tengo molluscum contagiosum?

Deberás hacer una consulta con un proveedor de atención de la salud. Tu proveedor de atención de la salud seguramente podrá diagnosticarte el molluscum contagiosum al examinar las pústulas. También podrá tomar una muestra por raspado de una de las pústulas para observarla bajo el microscopio y confirmar si tienes la infección.

¿Existe tratamiento para el molluscum contagiosum?

Sí, se dispone de tratamiento. Un proveedor de atención de la salud puede quitarte las pústulas con químicos, con una corriente eléctrica o congelándolas. O bien, puede recetarte un medicamento para que te coloques en tu casa. Algunas personas prefieren no hacerse tratar las pústulas debido a que el molluscum contagiosum puede irse solo. Pero si no se lo trata, las pústulas demoran un promedio de dos años en desaparecer. Y, durante ese tiempo, el riesgo de diseminar el virus a otras partes del cuerpo o a otras personas sigue existiendo.   ¿Qué hacer después del tratamiento? Mantén limpia la zona. Utiliza otra toalla para secarte el resto del cuerpo después de bañarte. No rasques la zona tratada. Lávate las manos después del contacto con la zona tratada. Evita las relaciones sexuales si te resultan incómodas. Aplica compresas frías sobre la zona tratada para aliviar el malestar o toma calmantes.  

¿Dónde puedo obtener una prueba o un tratamiento para el molluscum contagiosum?

El personal del centro de salud de Planned Parenthood de tu localidad, al igual que muchas otras clínicas, departamentos de salud y proveedores privados de atención de la salud, pueden diagnosticarte molluscum contagiosum y ayudarte a obtener cualquier tratamiento que pudieras necesitar.

¿Cómo se propaga el molluscum contagiosum?

Puedes contagiarte molluscum contagiosum a través de un contacto cercano con alguien infectado. Aunque el molluscum contagiosum por lo general es de transmisión sexual, no solamente se contagia mediante las relaciones sexuales. No obstante, esa es la forma en la que lo contraen la mayoría de los adultos. El molluscum contagiosum se propaga por: Relaciones sexuales vaginales y anales Sexo oral Contacto íntimo no sexual Compartir ropa o toallas Los niños pueden infectarse por contacto casual. En esos casos, las pústulas aparecen en otras partes del cuerpo, especialmente en el abdomen. Si ya tienes molluscum contagiosum, puedes diseminar las pústulas al rascarlas o frotarlas.

¿Cómo puedo evitar contraer o propagar el molluscum contagiosum?

La clave está en reducir las probabilidades de que las pústulas entren en contacto con otra parte del cuerpo. El uso de condones reduce el riesgo de contagio de molluscum contagiosum durante las relaciones sexuales vaginales y anales y en el sexo oral. Pero el virus puede hallarse incluso en la zona que no se encuentra cubierta y protegida por el condón. Si tienes pústulas, lo mejor es evitar el contacto sexual hasta que hayan desaparecido o te las hayan extirpado. También se puede reducir el riesgo de diseminación del virus tanto a otras personas como a otras partes de tu cuerpo, cubriendo las pústulas con vendajes o ropa. Además, un meticuloso lavado de manos reducirá aún más el riesgo de contagio.
  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
  • rss icon
El molluscum contagiosum