Salud antes del embarazo

La salud antes del embarazo en pocas palabras.

  • Una buena alimentación, hacer ejercicio y elegir un estilo de vida saludable son elementos importantes antes y durante el embarazo.
  • Programa una consulta con un proveedor de atención de la salud antes de quedar embarazada.
  • Busca un proveedor de atención prenatal antes de tu embarazo.

Todas las mujeres que consideran la posibilidad de quedar embarazadas desean tener un embarazo lo más saludable posible. Una manera de tener un buen embarazo es planificarlo con anticipación. Si estás considerando quedar embarazada, es recomendable que comiences a realizar algunos cambios como si ya estuvieses embarazada, por ejemplo, modificar tu dieta o tus hábitos de vida.

Esmerarte para estar saludable antes y durante el embarazo te ayudará a estar mejor preparada para soportar los cambios que significa un embarazo. A continuación, se incluyen algunas de las preguntas que hacen las mujeres cuando consideran la posibilidad de quedar embarazadas. Esperamos que las respuestas te sean de utilidad.

Expand All +

  • +-

    ¿Debo consultar con un proveedor de atención de la salud antes de quedar embarazada?

    Muchas mujeres y sus parejas pueden sentirse mejor si hablan con un proveedor de atención de la salud sobre su plan de buscar un embarazo. Un proveedor de atención de la salud te puede informar sobre todos los exámenes que deseas o necesites realizarte y sobre los cambios en la dieta y el estilo de vida que te convienen implementar. Esta clase de citas generalmente se denominan consultas de planificación previas al embarazo o a la concepción.

    En una consulta previa al embarazo, el proveedor de atención de la salud registrará su historia clínica y posiblemente también haga preguntas sobre la historia clínica del posible padre. Este control puede incluir un examen físico general, una prueba de Papanicolau , examen pélvico y análisis de sangre y orina.

    Las consultas previas al embarazo benefician especialmente a las mujeres con ciertas enfermedades que pueden dificultar el embarazo. Asegúrate de programar una consulta previa al embarazo si:

    • Tienes una enfermedad del corazón o del riñón, presión sanguínea alta u otras enfermedades crónicas como diabetes, lupus o VIH/SIDA
    • Tienes antecedentes de bebés nacidos sin vida sin causa aparente, abortos espontáneos o si tiene otros hijos nacidos prematuramente
    • Sabes que estás en riesgo de tener un niño con defectos de nacimiento o trastornos genéticos
    • Tienes o tuviste una infección de transmisión sexual
    • Tienes problemas de peso o antecedentes de trastornos alimenticios
    • Tienes más de 35 años
  • +-

    ¿Debo modificar lo que como o la cantidad que como?

    Una vez que queda embarazada, deberá consumir entre 100300 calorías adicionales por día. Si su peso está dentro de los límites normales, no debería aumentar más de 35 libras durante todo el embarazo. Si tiene problemas para mantener un peso saludable, su caso esto puede ser distinto.

    Antes de quedar embarazada, es recomendable que trate de comer alimentos saludables para estar lo más sana posible. Muchos de nosotros sabemos cómo podemos mejorar nuestra alimentación, pero también sabemos lo difícil que puede resultar modificar lo que comemos y cuánto comemos.

    Puede resultar más fácil incorporar más alimentos saludables en su dieta antes de dejar los alimentos que son malos para la salud. Para comenzar, agregue más frutas y verduras frescas a su dieta. Esto la encaminará hacia una dieta más balanceada que incluirá:

    • Carbohidratos
      • Los carbohidratos deben constituir un poco más de la mitad de lo que comemos. Intente obtener la mayoría de los carbohidratos de cereales integrales, como pan y arroz integral. Evite los alimentos y las bebidas azucaradas, como los dulces y las gaseosas.
    • Proteínas
      • Las proteínas ayudan al crecimiento del feto. Se encuentran en la carne y en los productos lácteos, así como en el tofu y los frijoles. Incluso si sigues una dieta vegetariana, estricta o no, podrás disfrutar de un embarazo saludable. No obstante, consulta con su proveedor de atención de la salud para asegurarte de que consumes la cantidad suficiente de proteínas.
    • Grasas
      • Las grasas ayudan a absorber las vitaminas. La mayoría de las personas ingieren suficientes. Durante el embarazo, es importante incorporar grasas provenientes de pescados y verduras.
    • Fibras
      • Las fibras se obtienen a partir de las frutas, las verduras y los cereales integrales. Come al menos de 35 porciones por día. Muchas mujeres sufren estreñimiento durante el embarazo. Los alimentos que contienen fibras ayudan a evitarlo.
  • +-

    ¿Necesito vitaminas adicionales?

    Sí. Uno de los cambios más importantes que debes realizar en tu dieta es agregar más alimentos que contengan ácido fólico un tipo de vitamina B. El ácido fólico ayuda a prevenir defectos de nacimiento en el cerebro y la médula espinal si se consume antes y durante las primeras etapas del embarazo. El ácido fólico se encuentra en:

    • las verduras de hoja verde
    • los cereales fortificados que generalmente come en el desayuno
    • los frijoles
    • las naranjas

    Sin embargo, a menudo las mujeres encuentran difícil incorporar ácido fólico suficiente y otras vitaminas sólo a partir de los alimentos. Tomar un suplemento multivitamínico te ayudará a obtener ácido fólico y otras vitaminas importantes antes y durante el embarazo. Ten en cuenta que es posible consumir en exceso algunas vitaminas y minerales durante el embarazo. Por ejemplo, el exceso de vitamina A puede provocar defectos de nacimiento. Por lo general, los proveedores de atención de la salud recetan un suplemento de vitaminas prenatales para que las mujeres tomen antes y durante el embarazo, a fin de asegurarse de que incorporen la cantidad adecuada de vitaminas.

  • +-

    ¿Debo cambiar mi estilo de vida?

    Algunos de los cambios más importantes que se realizan antes y durante el embarazo tienen que ver con el ejercicio, los cigarrillos, el consumo de drogas o alcohol, la reducción del estrés y evitar situaciones de riesgo en el trabajo. Cambiar ciertos hábitos puede resultar estresante; por esto, es posible que sea más fácil comenzar ahora, en lugar de esperar a estar embarazada.

    HAZ EJERCICIO DE FORMA REGULAR

    El ejercicio te hará sentirte mejor y con más energía. Te ayudará a fortalecerte y a estar mejor preparada para enfrentar el parto.

    Si actualmente no haces ejercicio, habla con tu proveedor de atención de la salud sobre la mejor manera de comenzar. Muchas mujeres disfrutan caminar, nadar, practicar yoga y otros ejercicios moderados mientras están embarazadas. Y la mayoría de las mujeres puede continuar con los ejercicios moderados durante todo el embarazo. Habla con tu proveedor de atención de la salud para saber qué tipo de ejercicio es más conveniente para ti.

    DEJA DE FUMAR.

    Dejar de fumar significa un cambio de estilo de vida que puede ayudar a todos hombres y mujeres a mejorar la salud. Muchas mujeres se sienten especialmente motivadas a dejar de fumar cuando planifican un embarazo. Existen numerosas razones para dejar de fumar antes de quedar embarazada.

    Las mujeres que fuman:

    • Tardan más en quedar embarazadas que las no fumadoras
    • Tienen tasas más altas de abortos espontáneos que las no fumadoras
    • Exponen al feto en desarrollo a sustancias químicas peligrosas
    • Tienen más probabilidades de tener bebés de bajo peso al nacer con graves problemas de salud

    Si necesitas ayuda para dejar de fumar… Muchos centros de salud de Planned Parenthood patrocinan programas para dejar de fumar. También puedes hablar con tu proveedor de atención de la salud o llamar al 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669).


    Recuerda que ser una "fumadora pasiva", o respirar el humo de otro fumador, también puede tener efectos negativos sobre el embarazo. Si convives con un fumador, pídele que fume fuera de la casa.

    DEJA DE BEBER ALCOHOL

    La mayoría de los proveedores de atención de la salud advierten a las mujeres que no beban alcohol durante el embarazo. No se sabe qué cantidad de bebida no implicaría riesgos durante el embarazo. Tampoco hay un período seguro para beber durante el embarazo.

    Las mujeres que beben alcohol ponen a sus bebés en riesgo de padecer el síndrome de alcoholismo fetal (FAS, por sus siglas en inglés), que puede causar graves daños físicos y de desarrollo.

    Es recomendable disminuir la cantidad de alcohol o dejar de beberlo cuando decides intentar quedar embarazada, ya que no sabrás inmediatamente que estás embarazada.

    Si necesitas ayuda para dejar de beber alcohol… Habla con tu proveedor de atención de la salud o busca ayuda en tu zona visitando Alcohólicos Anónimos.


     

    NO ABUSES DE DROGAS O MEDICAMENTOS RECETADOS

    El consumo de drogas ilegales que crean adicción o hábito como la cocaína, el crack, la heroína, la metanfetamina de cristal, el ácido lisérgico y la marihuana puede afectar gravemente a un feto en desarrollo.

    Los medicamentos recetados legales también pueden ser adictivos y causar daños durante el embarazo. Antes de tomar cualquier medicamento, consulta con tu proveedor de atención de la salud.

    Si necesitas ayuda para dejar las drogas… Habla con tu proveedor de atención de la salud o comunícate con un programa de autoayuda en tu zona, como Narcóticos Anónimos.



    REDUCE EL ESTRÉS Y EVITA LOS RIESGOS

    Relájate y descansa bien. Asegúrate de hacer las cosas que disfrutas y te relajan. También disfruta de tu sexualidad. Las relaciones sexuales pueden ayudar a reducir el estrés y las tensiones que se acumulan mientras se planifica el embarazo y durante éste. La mayoría de las mujeres que así lo desean pueden disfrutar del sexo durante todo el embarazo.

    Cuídate de los riesgos en el trabajo. Algunos empleos pueden resultar perjudiciales antes y durante el embarazo. Habla con tu jefe y tu proveedor de atención de la salud para resolver cómo evitar las sustancias y las situaciones peligrosas, tales como estar mucho tiempo de pie o trabajar demasiadas horas seguidas. Asimismo, intenta encontrar maneras de reducir el estrés laboral.

  • +-

    ¿Cuál es el rol del hombre en la salud antes del embarazo?

    Si estás planificando un embarazo con una pareja masculina, la salud del hombre también es importante. Algunas cosas pueden provocar que el recuento de espermatozoides sea bajo y afecte la calidad del semen. Un bajo recuento de espermatozoides puede dificultar la concepción.

    Algunos hábitos que pueden afectar el recuento de espermatozoides son:

    • Beber alcohol
    • Fumar o consumir tabaco de otra forma
    • Consumir esteroides
    • Consumir drogas ilegales
    • Tomar ciertos medicamentos recetados y de venta libre
    • Usar saunas, jacuzzis o tinas de hidromasajes a temperaturas superiores a 102° F
    • Mantener una dieta de alimentos no saludables

    Habla con tu pareja sobre los cambios de estilo de vida que pueden mejorar tu salud y que pueden ayudarte a ti y a tu futuro embarazo.

  • +-

    ¿Necesito un nuevo proveedor de atención de la salud durante el embarazo?

    Éste es un buen momento para comenzar a buscar un proveedor de atención de la salud que se ocupará de tu atención prenatal una vez que quedes embarazada.

    Quizá desees seguir consultando con tu actual ginecólogo o médico familiar durante el embarazo. O quizá desees encontrar un nuevo proveedor de atención de la salud para que se ocupe de tu atención prenatal. Pide a personas de su confianza amigos, familiares, proveedores de atención de la salud que te recomienden médicos o parteras.

    Es muy importante que te sientas cómoda hablando libremente sobre la clase de embarazo y parto que deseas tener. Entrevístate con todos los proveedores de atención de la salud que desees que colaboren en tu embarazo, el parto y alumbramiento. Si no te sientes cómoda, no tengas miedo de cambiar de profesional.

Find A Health Center

or

Search