Método de la temperatura

Para prevenir embarazos, las mujeres pueden llevar el registro de sus ciclos menstruales y no tener relaciones sexuales vaginales sin protección durante los días de mayor fertilidad. Los métodos que pueden usarse para estos fines se denominan métodos de observación de la fertilidad (FAMs, por sus siglas en inglés).

Una de las formas que tienen las mujeres para registrar su patrón de fertilidad se denomina "método de la temperatura".

Algunas mujeres que quieren quedar embarazadas también registran su temperatura para saber cuándo deberían tener relaciones sexuales vaginales sin protección.

Método de la temperatura

La temperatura corporal de la mujer es más baja durante la primera parte del ciclo. En la mayoría de las mujeres, aumenta un poco después de la ovulación, cuando se libera un óvulo. Su temperatura corporal se mantiene elevada durante el resto del ciclo menstrual. Luego baja de nuevo antes del inicio del periodo siguiente. Registrar diariamente la temperatura puede ayudarla a determinar cuándo se produce la ovulación. Para evitar quedar embarazada, no debe tener relaciones sexuales vaginales sin protección hasta después de tres días de la ovulación.

Deberá registrar la temperatura basal de su cuerpo (TBC) todos los días. La TBC es la temperatura del cuerpo cuando se encuentra totalmente en reposo. Varía levemente de una persona a otra. Antes de la ovulación, se considera normal una temperatura de 96 a 98 °F en la mayoría de las mujeres. Después de la ovulación, se considera normal una temperatura de 97 a 99 °F.

Los cambios se producen en pequeñas fracciones: de 1/10 a 1/2 grado. Por lo tanto, es mejor tener un termómetro especial, de gran escala, fácil de leer, que registre sólo las temperaturas entre los 96 y los 100 °F. En la mayoría de las farmacias, se puede adquirir un termómetro basal por aproximadamente $10. Existen termómetros basales para colocar en la boca y otros para colocar en el recto. En general, la medición de la temperatura en el recto es más confiable. Cualquiera sea lo que elija, asegúrese de tomarse la temperatura de la misma forma todos los días.

Cómo tomarse la temperatura

Tómese la temperatura todas las mañanas, cuando se despierte. Hágalo antes de levantarse, hablar, comer, beber, tener relaciones sexuales o fumar. Coloque el termómetro en el recto o en la boca y déjelo en el lugar durante un total de cinco minutos. Lea la temperatura con una precisión de 1/10 de grado. Registre su temperatura.

Cómo registrar su patrón de temperatura

Se debe registrar cada lectura. Puede pedir tablas de registro a proveedor de atención de la salud o en un centro de salud para la mujer. A medida que anote su temperatura en la tabla todos los días, comenzará a observar un patrón. La temperatura puede aumentar en forma repentina, gradual o escalonada. El patrón puede variar de un ciclo a otro.

Su TBC puede cambiar por problemas emocionales o por dormir poco. Además, las enfermedades, el estrés, el desfase horario y el tabaco pueden afectar la temperatura corporal. Del mismo modo, beber más cantidad de alcohol que siempre o usar una frazada eléctrica pueden influir en dicho valor. Registrar estos datos en la tabla ayuda a interpretar su patrón.

Al principio, debe pedir ayuda para leer dicha tabla. Su médico, enfermera o especialista de planificación familiar pueden ayudarla en esta tarea. Con el tiempo, tendrá la confianza suficiente para usar la tabla sin ayuda. Asegúrese de llevar el registro de su temperatura durante, por lo menos, tres meses antes de confiar en este método.

Días seguros usando el método de la temperatura

Los días seguros son los días no fértiles. Si no quiere quedar embarazada, estos son los días durante los cuales puede mantener relaciones sexuales vaginales sin protección de manera segura. Comienzan después que el aumento de la temperatura se ha mantenido durante por lo menos tres días. Terminan cuando se produce el descenso de temperatura antes del inicio de su periodo menstrual siguiente.

El método de la temperatura es bastante preciso para detectar cuándo se ha producido la ovulación. Pero no puede prever cuándo se producirá dicha ovulación. Por lo tanto, debe asegurarse de que no haya quedado esperma activo en su cuerpo para cuando esto suceda. Se recomienda considerar todos los días de la primera parte del ciclo como no seguros. Esta fase incluye todos los días desde el inicio de su periodo hasta el inicio del cuarto día a partir de su siguiente aumento de temperatura. Se puede combinar la TBC con otro método para intentar calcular con anticipación cuándo se producirá la ovulación. De esta manera, podrá ampliar la cantidad de días seguros.

Después de un tiempo, podrá tener la seguridad necesaria para determinar cuáles son sus días seguros. Entonces, es posible que no deba tomarse la temperatura todos los días. Puede dejar de registrarla desde el comienzo de los días seguros hasta el principio de su periodo menstrual siguiente.

Esta información no pretende reemplazar la ayuda profesional.

Find A Health Center

or

Search