Make Your Gift
Make Your Gift

Planned Parenthood

Historia y éxitos

Planned Parenthood se basa en el valor y la tenacidad de los hombres y las mujeres estadounidenses que están dispuestos a luchar por la igualdad, los derechos y la salud de las mujeres. Margaret Sanger, la fundadora de Planned Parenthood, es una de las heroínas más importantes del movimiento. Los primeros esfuerzos de Sanger siguen siendo el sello distintivo de la misión de Planned Parenthood:

  • Proporcionar servicios de anticoncepción y de salud a hombres y mujeres
  • Financiar estudios de investigación sobre anticoncepción e informar a los especialistas y al público sobre los resultados
  • Promover el acceso a la planificación familiar en los Estados Unidos y en todo el mundo

El progreso de las mujeres en las últimas décadas, en lo que respecta a educación, trabajo y poder político y económico, se puede relacionar directamente con la cruzada de Sanger y la capacidad de las mujeres para controlar su propia fertilidad.

Puntos destacados

LOS AÑOS DE SANGER
       Primeros logros
LA DÉCADA DE 1960: UNA NUEVA ERA PARA LAS MUJERES
       Mayor acceso para todas
NIXON: EXTENSIÓN DE LA PLANIFICACIÓN FAMILIAR
Roe contra Wade: una victoria para las mujeres
HYDE: INHABILITACIÓN DE LAS MUJERES POBRES
EL PLAN DE REAGAN: EN CONTRA DE LOS DERECHOS REPRODUCTIVOS
       Orientado hacia los adolescentes
       La Gag Rule (ley de mordaza): orientada hacia la planificación familiar internacional
       La campaña de intimidación y terror
       Censura de clínicas y reducción de las investigaciones
BUSH LES HACE EL JUEGO, LAS MUJERES SE ORGANIZAN
       Limitación de las opciones para las mujeres
LOS AÑOS DE CLINTON: VICTORIAS Y VIOLENCIA
       El Congreso: abstinencia y desigualdad
EL PLAN DE BUSH II: RETROCEDER EN EL TIEMPO
       La Corte Suprema: Apoyo a las mujeres
       Incumplimiento de los tratados y congelación de fondos para planificación familiar
       Censura de la información y restricción del acceso
       Movilización contra la prohibición del aborto
PLANNED PARENTHOOD EN MARCHA
EL CAMBIO ESTÁ A LA VISTA

 

LOS AÑOS DE SANGER

El comienzo de Planned Parenthood se remonta a 1916 cuando Sanger, su hermana y una amiga inauguraron la primera clínica de anticoncepción de los Estados Unidos en Brooklyn, Nueva York. En el país de Sanger, las mujeres no pueden votar, firmar contratos, tener cuentas bancarias ni divorciarse de maridos que las maltratan. No pueden controlar la cantidad de niños que desean tener ni obtener información sobre anticoncepción debido a que en la década de 1870, una serie de medidas draconianas, denominadas leyes de Comstock, establecieron que la anticoncepción era ilegal y que la información sobre planificación familiar y anticoncepción era "obscena".

Sanger conoce el saldo trágico de dicha ignorancia. Su madre tuvo 18 embarazos, dio a luz a 11 hijos y murió en 1899 a los 40 años. Durante su trabajo como enfermera con familias inmigrantes del Lower East Side, Nueva York, Sanger es testigo de las enfermedades, el sufrimiento y las muertes que se producen como consecuencia de los embarazos no planificados y los abortos ilegales. En la clínica que inaugura, se ofrece asesoramiento sobre anticoncepción a las mujeres pobres e inmigrantes, quienes esperan en fila durante horas a que se abran las puertas. La policía lleva a cabo un arresto y las tres mujeres son acusadas de divulgar información sobre anticoncepción.

Sin dejarse intimidar, Sanger funda The Birth Control Review (Revista de la Anticoncepción), la primera publicación científica dedicada a la anticoncepción. Además, al apelar su acusación, provoca una interpretación nueva y liberal de la ley de Nueva York que prohíbe la anticoncepción. En 1923, Sanger establece la Birth Control Clinical Research Bureau (Junta de Investigación Clínica sobre Anticoncepción) en Manhattan, con el fin de proporcionar dispositivos de anticoncepción a las mujeres y recopilar estadísticas precisas para comprobar la seguridad y la eficacia a largo plazo de tales dispositivos.

Ese mismo año, Sanger funda la American Birth Control League (Liga Americana de Anticoncepción), una nueva y ambiciosa organización dedicada a los problemas mundiales de crecimiento de la población, desarme y hambre. Posteriormente, ambas organizaciones se unen y luego se convierten en Planned Parenthood® Federation of America, Inc. (PPFA®).

 

Primeros logros

En 1936, Sanger y otros defensores de la anticoncepción obtienen su primera victoria judicial importante. Sanger es arrestada luego de que las autoridades del correo postal se enteran de que había realizado un pedido de productos anticonceptivos de manera ilegal por medio del correo. Su caso provoca una revisión del tema en los tribunales de justicia. El juez Augustus Hand, en una sentencia del Tribunal Federal de Apelaciones de los Estados Unidos, determina la liberalización de amplio alcance de las leyes federales de Comstock y dictamina que, según los datos contemporáneos sobre los daños causados por los embarazos no planificados y los beneficios de la anticoncepción, los dispositivos anticonceptivos y la anticoncepción ya no pueden clasificarse como obscenos. Debido a que la decisión del juez Hand tiene validez solamente en Nueva York, Connecticut y Vermont, recién casi 30 años después, las parejas casadas de todo el país obtienen el derecho de recibir anticonceptivos de médicos autorizados.

Un año más tarde, llegan otros dos importantes logros para la salud de la mujer:

  • La American Medical Association (Asociación Médica Americana) reconoce oficialmente que la anticoncepción es una parte integral de la práctica y la educación médica.
  • >El estado de Carolina del Norte es el primero que reconoce a la anticoncepción como una medida de salud pública y que proporciona servicios de anticoncepción para las madres indigentes a través de su programa de salud pública.
 

LA DÉCADA DE 1960: UNA NUEVA ERA PARA LAS MUJERES

En la década de 1960, Planned Parenthood es una voz poderosa y respetada en el movimiento por los derechos de las mujeres, en el marco del cual lucha exitosamente para aumentar el acceso a la anticoncepción, presiona para que se creen y se financien programas nacionales e internacionales de planificación familiar, y desempeña un rol fundamental en el desarrollo de la píldora y del DIU (dispositivo intrauterino).

En 1948, Planned Parenthood había otorgado una pequeña suma de dinero a Gregory Pincus, biólogo e investigador que realizó una serie de pruebas destinadas a desarrollar la píldora anticonceptiva. El 9 de mayo de 1960, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) aprueba la venta de los anticonceptivos orales. La píldora se convierte en un suceso inmediato y tiene consecuencias muy importantes al permitir que las mujeres tengan el control de su vida. Finalmente, las mujeres cuentan con un medio confiable y simple para prevenir los embarazos no deseados y planificar sus familias.

En un periodo de cinco años, una de cada cuatro mujeres casadas menores de 45 años ha usado la píldora en los Estados Unidos.

En 1962, el Dr. Alan Guttmacher es designado presidente de Planned Parenthood, cargo que ocupa durante 12 años. Es un defensor firme del derecho de la mujer al aborto legal y seguro en una época en la que los estadounidenses están cada vez más molestos por las graves consecuencias de las restricciones del acceso al aborto.

  • Desde 1956 hasta 1962, cientos de mujeres de los Estados Unidos y Europa que tomaban talidomida durante el embarazo tuvieron hijos a los que les faltaban los brazos y las piernas. A Sherri Finkbine, una ciudadana estadounidense madre de cuatro hijos que tomaba este medicamento, se le niega la posibilidad de realizarse un aborto. Más del 60% de los estadounidenses están en contra de la determinación. La Sra. Finkbine viaja a Suecia para realizarse a un aborto legal y seguro (el feto tiene deformaciones graves). Su caso y el de otras mujeres que tomaron talidomida convencen a muchos estadounidenses de que se deben reformar las leyes contra el aborto.
  • >En 1966, una epidemia de rubéola, enfermedad que, al igual que la talidomida, provoca una alta incidencia de deformidades en el feto, acentúa el malestar de la gente contra las prohibiciones del aborto.

Estos dos hechos trágicos, combinados con las crecientes exigencias de las mujeres por lograr el derecho de controlar su propia fertilidad, reafirman el apoyo público para el aborto legal y seguro.

En 1961, Estelle Griswold, presidenta de Planned Parenthood League of Connecticut (Liga de Planned Parenthood de Connecticut), inaugura una clínica de anticoncepción para entregar anticonceptivos y poner a prueba la prohibición estatal sobre la anticoncepción. Su acto de desobediencia civil recibe su premio: en 1965, la Corte Suprema de los Estados Unidos, en el caso Griswold contra Connecticut, elimina uno de los últimos obstáculos importantes para la planificación familiar cuando revoca las leyes estatales que prohíben el uso de anticonceptivos en las parejas casadas.

Diez estados liberalizan de inmediato las leyes de planificación familiar y comienzan a proporcionar servicios de planificación familiar. En 1963, Colorado liberaliza su ley de aborto y es seguido por otros 13 estados en los tres años siguientes.

 

Mayor acceso para todas

Desde su inicio, Planned Parenthood trabajó para facilitar el acceso a la planificación familiar para todas las mujeres: de clase alta, media y baja. En 1966, estos esfuerzos dan sus frutos a nivel nacional. Como elemento central del programa Guerra contra la Pobreza, el presidente Lyndon Johnson señala la falta de planificación familiar como uno de los cuatro problemas graves de salud que enfrenta la nación:

  • El Departamento de Salud, Educación y Bienestar de los Estados Unidos crea un programa para proporcionar servicios de anticoncepción a las mujeres casadas de bajos ingresos.
  • Las enmiendas a la Social Security Act (Ley del Seguro Social) exigen que al menos el 6% de las asignaciones para salud materno-infantil se destine a la planificación familiar y que se presten servicios de planificación familiar a los receptores de asistencia pública que los soliciten.
  • >La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional comienza a proporcionar anticonceptivos como parte integral de sus programas de desarrollo internacional.
 

NIXON: EXTENSIÓN DE LA PLANIFICACIÓN FAMILIAR

Los líderes democráticos y republicanos de Washington apoyan la extensión de los servicios de planificación familiar y de la investigación, tanto en los Estados Unidos como a nivel internacional. El presidente Richard Nixon declara que la anticoncepción es una prioridad nacional e intenta obtener "servicios de planificación familiar adecuados [para]… todos aquéllos que los necesitan, pero no pueden pagarlos".

En 1970, el Congreso aprueba y el presidente Nixon firma el Título X de la Public Health Service Act (Ley de Servicios de Salud Pública), que pone los métodos anticonceptivos a disposición de todas las personas, independientemente de sus ingresos, y proporciona fondos para programas educativos y para la investigación sobre el desarrollo de tales métodos. Más adelante, el Congreso amplía el alcance del Título X con el fin de ofrecer programas comunitarios de educación sexual y servicios de prevención para las adolescentes solteras que corren riesgo de quedar embarazadas.

Las encuestas nacionales revelan que más de la mitad de los estadounidenses apoyan la legalización del aborto, y en el año 1970 se producen dos avances importantes hacia ese objetivo:

  • Hawaii es el primer estado que revoca las leyes que consideran al aborto como un delito.
  • >Planned Parenthood of Syracuse, Nueva York, es la primera entidad afiliada de Planned Parenthood que ofrece servicios de aborto cuando el estado de Nueva York promulga la ley de aborto más progresista de la nación, que permite esta práctica hasta la semana 24 de embarazo si es realizada por un médico autorizado.

En 1971, Planned Parenthood establece un programa internacional, financiado en gran parte por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. En un periodo de 15 años, la división internacional de Planned Parenthood se convierte en el proveedor no gubernamental de servicios de planificación familiar más importante de los Estados Unidos, y llega a millones de hombres y mujeres de los países en desarrollo.

 

Roe contra Wade: una victoria para las mujeres

El 22 de enero de 1973, la Corte Suprema de los Estados Unidos dicta una histórica sentencia en el caso Roe contra Wade, por la cual se reconoce el derecho constitucional a la privacidad y el derecho de las mujeres de elegir el aborto.

Los esfuerzos de Planned Parenthood para proteger a los ciudadanos contra las violaciones estatales de la propiedad privada y del acceso a la información confidencial del cliente, especialmente de menores de edad, también obtienen resultados positivos:

  • En 1976, en un caso presentado por Planned Parenthood of Central Missouri, la Corte Suprema de los Estados Unidos revoca los requisitos estatales de obtención del consentimiento conyugal y de los padres antes de que a una mujer se le realice un aborto.
  • >En casos posteriores durante los tres años siguientes, la Corte Suprema establece que la prohibición de la venta o la distribución de anticonceptivos a menores de 16 años es inconstitucional y que, si el estado exige a los menores obtener el consentimiento de los padres para realizarse un aborto, también debe darles la alternativa de obtener el consentimiento de un juez en un proceso legal confidencial,  lo que se conoce como "derivación judicial" ("judicial bypass").

A fin de subrayar la importancia del acceso a la anticoncepción por parte de los adolescentes, el Instituto Guttmacher, entidad de investigación independiente establecida por Planned Parenthood en 1968, publica 11 Million Teenagers (Once millones de adolescentes), el primer documento de distribución nacional que centra la atención en el problema del embarazo y la maternidad en adolescentes en los Estados Unidos.

 

HYDE: INHABILITACIÓN DE LAS MUJERES POBRES

El éxito inicial de la década se detiene cuando los opositores del movimiento de las mujeres manifiestan su desacuerdo con la financiación federal del aborto para las estadounidenses más vulnerables: las mujeres pobres. En 1976, el representante Henry Hyde, republicano de Illinois, presenta lo que popularmente se conoce como la "Enmienda de Hyde", que prohíbe el uso de los fondos federales de Medicaid para realizar abortos a mujeres de bajos ingresos, aunque permite que se continúen utilizando tales fondos para cubrir los costos de embarazo, parto y atención médica infantil. El proyecto de ley se aprueba.

A pesar de que Planned Parenthood y otros grupos luchan enérgicamente en el Congreso y en los tribunales por la continuidad de los fondos, en los años posteriores se suman restricciones contra el aborto, las cuales son más estrictas ya que reducen constantemente la cantidad de mujeres pobres que reúnen los requisitos para recibir asistencia federal para abortos. En 1977, Rosie Jiménez, una mujer latina y madre sola, se convierte en la primera mujer conocida que fallece a causa de un aborto ilegal después de la entrada en vigencia de la Enmienda de Hyde.

El éxito de Hyde es un indicador de la inclinación en contra de los derechos reproductivos y del bienestar social del Partido Republicano, que adopta su primera plataforma en contra de los derechos reproductivos en 1976. Ese mismo año, el Partido Demócrata adopta su primera plataforma pro-derechos reproductivos.

 

EL PLAN DE REAGAN: EN CONTRA DE LOS DERECHOS REPRODUCTIVOS

En 1978, Faye Wattleton es designada presidenta de Planned Parenthood Federation of America, la primera mujer que ocupa este cargo desde Margaret Sanger. Durante 14 años, Wattleton dirige la organización en medio de una ola de oposición violenta, marcada por asesinatos, atentados terroristas en las clínicas, incendios y amenazas de ataques bacteriológicos, con el fin de intimidar a los médicos, al personal y a otros proveedores de atención de la salud de Planned Parenthood, de atemorizar a los pacientes y de cerrar las clínicas. No obstante, Planned Parenthood continúa con la obtención de resultados positivos en los tribunales, la movilización de los defensores para proteger y defender a los pacientes, y la provisión de métodos anticonceptivos seguros, atención de la salud e información a millones de estadounidenses.

En 1980, Ronald Reagan, el primer presidente de los Estados Unidos que se opone de manera abierta y enfática contra el aborto, es electo. Reagan hace una campaña nostálgica sin reservas que evoca un pasado idealizado y simplificado y que tiene pocas respuestas para los desafíos sociales del momento:

  • En el transcurso de su presidencia, el SIDA se convierte en una auténtica epidemia, pero el presidente Reagan no reacciona rápidamente. Durante años, impide que C. Everett Koop, Director General de Salud Pública, se refiera públicamente al tema de la epidemia.
  • >En Washington, los discursos que exaltan los ánimos en contra del aborto y la anticoncepción tienen un efecto más inquietante en una avalancha de violentos ataques y amenazas en contra de los médicos y las clínicas de planificación familiar de todo el país. A pesar de todo, el gobierno ignora esta campaña de terror.
 

Orientado hacia los adolescentes

Al principio, el presidente Reagan tiene un éxito limitado al aplicar sus políticas sociales nacionales más draconianas en el Congreso. Planned Parenthood y otros defensores de las mujeres frustran en varias oportunidades sus intentos de implementar el plan social conservador de sus partidarios más fervientes mediante maniobras administrativas. En un caso, el gobierno desobedece al Congreso en 1982 al dictar una reglamentación que obliga a las 4,000 clínicas de salud pública del país que tienen financiamiento del programa federal Título X a notificar a los padres cuando se emitan recetas de anticonceptivos para adolescentes. Los proveedores de planificación familiar y el estado de Nueva York cuestionan esta reglamentación, conocida como la "ley para delatar", porque los médicos deben violar la confidencialidad de sus pacientes. Los tribunales anulan la reglamentación.

Los conservadores obtienen resultados más positivos en la limitación de la educación sexual para adolescentes. En 1981, el Congreso aprueba la Adolescent Family Life Act (Ley de Vida Familiar de los Adolescentes), que financia programas para la "educación para la castidad", en lugar de programas integrales y eficaces. En respuesta, el Instituto Guttmacher publica un estudio que muestra que el índice de embarazos en adolescentes en los Estados Unidos de 96 por cada 1,000 es el más alto de los países desarrollados. Comparados con los Estados Unidos, los países que tienen los índices más bajos de embarazos, abortos y maternidad en adolescentes gozan de servicios de anticoncepción más accesibles, programas más eficaces para la educación sexual y actitudes más liberales con respecto al sexo.

Planned Parenthood y otros grupos advierten que negar a los adolescentes el acceso a información de calidad y a servicios de cuidado de la salud confidenciales puede tener consecuencias trágicas. Sin embargo, la Corte Suprema de los Estados Unidos confirma una ley de Utah que exige que los médicos notifiquen a los padres de un menor de edad que todavía vive con ellos antes de realizar un aborto, en el caso de no tener pruebas de que el menor podría sufrir daños si se notifica a los padres. En 1988, Becky Bell, una adolescente de 17 años, muere a causa de las complicaciones de un aborto ilegal que se le realiza para evitar la vergüenza que implica respetar la ley de Indiana que exige a los menores obtener el consentimiento de los padres antes de poner fin a un embarazo no planificado. Sus padres se convierten en opositores categóricos de las leyes que exigen el consentimiento de los padres.

 

La Gag Rule (ley de mordaza): orientada hacia la planificación familiar internacional

En 1984, la administración Reagan da a conocer la "global gag rule" (ley de mordaza global) en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Población realizada en la Ciudad de México. Esta ley, a veces llamada la "política de la Ciudad de México", niega el envío de fondos para planificación familiar de los Estados Unidos a todas las organizaciones internacionales que ofrecen asesoramiento sobre el aborto o referencias para servicios de aborto, incluso si tales organizaciones utilizan su propio dinero para hacerlo.

Planned Parenthood anuncia su negativa a cumplir con esta disposición y manifiesta que no está dispuesta a censurar información, asesoramiento y servicios que las mujeres necesitan con urgencia. El gobierno recorta los fondos para planificación familiar en $40 millones y suprime el financiamiento para la International Planned Parenthood Federation, de la cual PPFA es uno de los miembros, y para el Fondo de Población de las Naciones Unidas. Planned Parenthood obtiene sentencias judiciales para continuar con la provisión de fondos y presenta una demanda judicial conjunta que cuestiona la política como una violación de la ética médica y de la libertad de expresión, pero no tiene éxito.

 

La campaña de intimidación y terror

Las facciones contra el aborto, enojadas por la imposibilidad de anular la sentencia de Roe contra Wade mediante los tribunales o el Congreso, acosan e intimidan cada vez más a las mujeres que intentan obtener servicios de planificación familiar. Los extremistas atemorizan a los proveedores de planificación familiar y a los pacientes, se atrincheran en los centros de planificación familiar, llevan a cabo atentados contra las clínicas, y persiguen a médicos y pacientes. El director del FBI, William Webster, afirma que no considera a los atentados contra las clínicas como actos de terrorismo y, en consecuencia, no le da alta prioridad a la creciente violencia hacia mujeres y médicos.

En 1985, los fanáticos que se oponen a la planificación familiar lanzan la campaña "Year of Pain and Fear" (El año del dolor y el miedo). Cometen atentados y actos de vandalismo contra las clínicas de aborto y planificación familiar, atacan al personal de las clínicas de salud y envían amenazas de muerte a los médicos y al personal.

En 1986, los centros afiliados de Planned Parenthood de Nueva York, Michigan, Missouri y Massachusetts son objetivos de incendios, ataques y otros actos de violencia.

Las barricadas establecidas por los extremistas que están en contra del aborto obligan a las mujeres que buscan servicios de salud reproductiva a caminar entre manifestantes que las abuchean. Para reforzar la limitada ayuda de los agentes de la ley, voluntarios de todo el país establecen servicios de acompañamiento para pacientes. Protegen a las mujeres que intentan ingresar a Planned Parenthood y a otras clínicas para evitar que sean maltratadas por los manifestantes que están en contra de los derechos reproductivos.

 

Censura de clínicas y reducción de las investigaciones

En 1987, el presidente Reagan propone la "gag rule" (ley de mordaza) nacional para las clínicas de salud pública financiadas por el Título X, el principal programa de la nación destinado a reducir los embarazos no planificados mediante la provisión de anticonceptivos y servicios relacionados de atención de salud reproductiva a millones de mujeres y adolescentes de bajos ingresos. La "gag rule" prohíbe a las clínicas que asesoren a los pacientes sobre el aborto, aun si la persona pide específicamente ese tipo de información, e incluso si al ocultar tal información se pusiera en riesgo su salud.

En una demanda posterior, el Dr. Irving Rust, ex director del centro de salud de Planned Parenthood del Bronx, argumenta que el retiro de los fondos federales de las clínicas que proporcionan asesoramiento sobre el aborto es una infracción del ejercicio de la libertad de expresión por parte de los médicos. La Corte Suprema de los Estados Unidos no está de acuerdo y reafirma la "gag rule", lo cual permite al gobierno censurar a los médicos.

Las demandas judiciales, la violencia y las amenazas de violencia hacen más lentos los avances en las investigaciones y la disponibilidad de las opciones de anticoncepción:

  • La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos aprueba la distribución del DIU T380A de cobre, pero durante cuatro años ningún fabricante o distribuidor está dispuesto a ofrecerlo a las mujeres estadounidenses.
  • El riesgo de la alta responsabilidad legal del producto que puede resultar de los pleitos judiciales provoca que G.D. Searle retire del mercado sus DIU 7 y DIU T de cobre, que son eficaces y seguros.
  • >Los activistas estadounidenses que están en contra de la anticoncepción se comprometen a mantener fuera del mercado mundial una alternativa médica al aborto anticipado por aspiración (la mifepristona, conocida anteriormente como RU-486), aunque este medicamento podría reducir el número de mujeres que mueren a causa de los abortos ilegales e inseguros. Recién en el año 2000, doce años después, la FDA aprueba el uso de la mifepristona.

La inmensa mayoría de los estadounidenses continúan apoyando el acceso a la anticoncepción, pero debido a la violencia y a los políticos que intentan intimidar con sus discursos extremistas, los tribunales son los principales defensores de los derechos de la mujer. Esa protección se ve amenazada cuando el presidente Reagan designa al juez Robert Bork como integrante de la Corte Suprema de los Estados Unidos. El juez Bork niega el derecho constitucional a la privacidad, derecho que sustenta la legalidad de la planificación familiar. En un esfuerzo de cooperación sin precedentes, Planned Parenthood reúne a más de 250 grupos de derechos civiles, de libertades civiles, religiosos, sindicales, educativos, legales, ambientales, de salud y de mujeres para impedir exitosamente esta designación. La cooperación entre los grupos progresistas marca el inicio de una nueva era de movilizaciones.

 

BUSH LES HACE EL JUEGO, LAS MUJERES SE ORGANIZAN

En 1988, el candidato presidencial republicano, George H. W. Bush, pule sus credenciales entre el ala derecha cada vez más organizada y abiertamente en contra de la planificación familiar y presenta una plataforma en contra de los derechos reproductivos, a pesar de su apoyo explícito a la planificación familiar en los primeros años de su carrera. Una vez en el poder, la administración de George H. W. Bush continúa con las políticas en contra de la planificación familiar de los años de Reagan. El presidente Bush presiona a Louis Sullivan, Secretario de Salud y Servicios Humanos de Salud, para que se retracte públicamente de su posición pro-derechos reproductivos.

Mientras los políticos consienten a los extremistas de ultraderecha, Planned Parenthood inicia una era de movilización de las bases y de mayor cooperación con los progresistas nacionales e internacionales de ideas afines. En 1989, Planned Parenthood y otros defensores pro-derechos reproductivos participan en dos protestas masivas organizadas por la National Organization for Women (Organización Nacional para las Mujeres). Cientos de miles de personas participan en la primera, que se realiza en Washington, DC. Más de dos millones de hombres y mujeres participan en la movilización nacional a fines de ese año.

Con el regreso a las bases de la batalla por las opciones de salud para la mujer, PPFA establece el Planned Parenthood Action Fund (Fondo de Acción de Planned Parenthood), su brazo político y defensor, en 1989. El fondo de acción participa en campañas de educación pública, organizaciones de base y defensa legislativa. En 1992, denominado el Año de la Mujer, se eligen para el Congreso la mayor cantidad de mujeres (56) hasta ese momento en la historia; esto se debe, en gran medida, a los esfuerzos de los Comités de Acción Política pro-derechos reproductivos de la mujer.

Planned Parenthood también advierte a las mujeres sobre la creación de cientos de "centros para la mujer embarazada en crisis" por parte de los grupos que están en contra de los derechos reproductivos. Estas clínicas falsas, que normalmente carecen de servicios médicos profesionales, están diseñadas para atraer a las mujeres con embarazos no planificados y tratar de convencerlas para que no se realicen un aborto. Más adelante, una investigación del Congreso sobre estos centros revela que las clínicas a menudo atemorizan y engañan deliberadamente a las mujeres sobre sus opciones, les mienten sobre los resultados de las pruebas de embarazo y desalientan el uso de medidas de anticoncepción confiables.

 

Limitación de las opciones para las mujeres

A pesar de la derrota de Bork, la dividida Corte Suprema de los Estados Unidos comienza a restringir el acceso al aborto. En 1989, la sentencia judicial en el caso Webster contra los Servicios de Salud Reproductivaofrece a los estados más libertad para restringir el aborto. Tres años después, en el caso Planned Parenthood of Southeastern Pennsylvania contra Casey, el tribunal confirma nuevos obstáculos para el aborto en Pennsylvania, entre los que se incluyen un periodo de espera obligatorio de 24 horas y la exigencia del consentimiento de los padres para los menores de edad. Cuatro de los nueve jueces argumentan que la sentencia del caso Roe se debería anular directamente. Debido a la mayor libertad otorgada a los estados para restringir el aborto, rápidamente aparecen las batallas legislativas y electorales divisorias a nivel estatal.

Las amenazas de demandas judiciales y la inacción política continúan dificultando el acceso de las mujeres estadounidenses a las medidas de anticoncepción disponibles para las mujeres de otros países desarrollados. El 10 de diciembre de 1990, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) aprueba el uso de un implante anticonceptivo hormonal, combinado, reversible y de acción prolongada, que ya se utiliza en 16 países. Dos años más tarde, después de una enérgica defensa por parte de Planned Parenthood, la FDA aprueba Depo-Provera, un anticonceptivo inyectable sólo de progestina que actúa durante tres meses.

 

LOS AÑOS DE CLINTON: VICTORIAS Y VIOLENCIA

En 1993, el presidente Bill Clinton, primer mandatario pro-derechos reproductivos en 12 años, llega a la Casa Blanca. En uno de sus primeros actos, revoca la "gag rule" (ley de mordaza) del programa federal Título X, que prohíbe brindar información médica, asesoramiento o referencias para servicios de aborto a los pacientes de bajos ingresos. Ese mismo día, Clinton anula la "global gag rule" (regla de mordaza global) que negaba el financiamiento para las organizaciones internacionales de planificación familiar. Mientras está en el poder, el presidente Clinton veta dos prohibiciones federales del aborto. Los médicos podían ser encarcelados, multados o demandados judicialmente por realizar procedimientos de abortos seguros que sólo se definen en la ley con escasa claridad.

Durante la administración Clinton, la FDA aprueba nuevas opciones para que las mujeres puedan controlar su fertilidad:

  • Un anticonceptivo inyectable hormonal combinado de administración mensual, Lunelle
  • >Dos anticonceptivos hormonales combinados nuevos, el anillo vaginal NuvaRing y el parche anticonceptivo Ortho Evra

En 1993, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictamina en el casoBray contra Alexandria Women's Health Clinic que una ley federal de derechos civiles no protege a las mujeres que intentan realizarse un aborto contra los bloqueos impuestos en las clínicas y demás manifestaciones en contra de los derechos reproductivos.

Los actos de terrorismo cada vez más intensos contra los centros de salud para la mujer y los proveedores de servicios de aborto que comenzaron en 1977 dan un giro mortal:

  • El 10 de marzo de 1993, el Dr. David Gunn, proveedor de servicios de aborto de Pensacola, Florida, recibe un disparo de un manifestante en contra del aborto y muere fuera de la clínica donde trabajaba.
  • >El 21 de agosto, el Dr. George Wayne Patterson, que había sido perseguido en varias ocasiones por fanáticos que se oponen al aborto, recibe un disparo en la calle en Mobile, Alabama. Su asesinato continúa sin esclarecerse.

La administración pro-derechos reproductivos, la indignación pública y la cantidad récord de mujeres miembros del Congreso finalmente provocaron la respuesta del Congreso y de los tribunales.

Luego de reconocer que las leyes federales no son suficientes ante la creciente violencia contra los centros de atención de salud reproductiva, el Congreso aprueba la Freedom of Access to Clinic Entrances Act (FACE, Ley de Libertad de Acceso para el Ingreso a Clínicas). La FACE establece que el uso o el intento de uso de la fuerza, la amenaza de usar la fuerza o la obstrucción física para lesionar, intimidar o interferir con los proveedores de servicios de atención de salud reproductiva o sus pacientes es un delito federal.

En el caso National Organization for Women contra Scheidler, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictamina unánimemente que la Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act (RICO, Ley sobre Organizaciones Corruptas e Influidas por la Extorsión) se puede aplicar contra los manifestantes violentos contra el aborto que intentan impedir el acceso al aborto mediante el uso de la extorsión y la intimidación para que las clínicas se vean obligadas a cerrar. En el caso Madsen contra Women's Health Center, el tribunal confirma como constitucional a una zona intermedia alrededor de las clínicas que tiene como fin proteger el acceso a ellas.

A pesar de la protección legal, los hechos de terrorismo continúan:

  • Los ataques violentos a cargo de los fanáticos que se oponen a los derechos reproductivos incluyen amenazas de muerte, incidentes de persecución, maltratos, secuestros y ataques con bombas y ácido butírico en los centros de atención de la salud.
  • El 29 de julio de 1994, el Dr. John Bayard Britton, proveedor de servicios de aborto, y James Barrett, su acompañante voluntario, son asesinados fuera de una clínica de abortos de Pensacola, Florida.
  • >Dos recepcionistas de centros de salud de Brookline, Massachusetts (Shannon Lowney, de la Liga de Massachusetts de Planned Parenthood, y Leanne Nichols, de la clínica para casos prematuros de la misma calle) reciben disparos y mueren el 30 de diciembre.

Después de la derrota aplastante en la elección anterior, los republicanos moderan sus discursos, asumen el control del Congreso en 1994 y prometen cumplir con un impreciso "Contrato con los Estados Unidos" que evita los temas controversiales como el aborto.

A pesar del Congreso conservador, la administración Clinton y los grupos de mujeres estadounidenses, como Planned Parenthood, participan en las dos conferencias internacionales sobre la mujer más importantes que se hayan realizado.

  • En la Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre Población y Desarrollo realizada en El Cairo, Egipto, en 1994, más de 160 delegaciones gubernamentales acuerdan un programa para delegar el poder a las mujeres y ampliar los servicios de planificación familiar y salud reproductiva en todo el mundo.
  • >En 1995, la Cuarta Conferencia Mundial sobre Mujeres celebrada en Pekín, China, reafirma que los derechos de las mujeres son derechos humanos, exige la despenalización del aborto en todo el mundo y confirma el derecho de todas las mujeres de controlar su propia fertilidad.
 

El Congreso: abstinencia y desigualdad

En 1996, Gloria Feldt es designada presidenta de Planned Parenthood Federation of America, cargo que ocupa durante una década. Durante su gestión, Planned Parenthood trabaja a fin de ampliar el apoyo del Congreso para los programas de educación sexual integrales y médicamente adecuados que incluyen la abstinencia. En contraposición, el Congreso, con mayoría republicana, establece un fondo multimillonario para los programas que fomentan únicamente la abstinencia prematrimonial mediante la anexión de una disposición a la popular ley de reforma de bienestar social de 1996.

Debido a que los estados están obligados a igualar los fondos federales para los programas, el dinero de los presupuestos estatales que antes se utilizaba para la educación integral y médicamente adecuada se destina a los programas que fomentan únicamente la abstinencia. Incluso en 2001, cuando David Satcher, Director General de Salud Pública, convoca a mejorar la salud sexual de los adolescentes y destaca la importancia de educar a este segmento de la población sobre la planificación familiar, el dinero continúa circulando hacia los ineficaces programas que fomentan únicamente la abstinencia y totaliza más de $500 millones a finales de 2002.

Planned Parenthood también trabaja con el Congreso para rectificar un costoso déficit en la cobertura de los seguros. La Equity in Prescription Insurance and Contraceptive Coverage Act (Ley de Equidad de Seguros de Medicamentos Recetados y Coberturas de Anticonceptivos) exige a los seguros de salud que cubran la atención de anticoncepción de la misma manera en que cubren otros medicamentos recetados y servicios médicos. Un año después, cuando las compañías de seguros se apresuran a cubrir el uso de Viagra, medicamento recientemente aprobado para aliviar la disfunción eréctil, Planned Parenthood lanza una campaña que deja en evidencia la hipocresía. Como consecuencia de la protesta nacional y la falta de acción del Congreso, la legislación de igualdad de anticoncepción se presenta en 22 estados. En una victoria posterior, un juez federal dictamina en 2002 que el hecho de que un empleador excluya los medicamentos anticonceptivos recetados de los beneficios de salud constituye una discriminación sexual ilegal. Alrededor de esa fecha, 20 estados exigen la cobertura igualitaria de métodos anticonceptivos.

A pesar del apoyo nacional a la anticoncepción, las clínicas permanecen sitiadas.

  • En 1998, los centros de salud de Planned Parenthood de todo el país reciben cartas anónimas que dicen contener carbunco.
  • El 29 de enero, el oficial de policía Robert Sanderson muere en un ataque con bombas a un centro de salud reproductiva de Birmingham, Alabama. La bomba mutila terriblemente a la enfermera Emily Lyons, que queda incapacitada de por vida.
  • El 23 de octubre, un extremista contra el aborto asesina al Dr. Barnett A. Slepian al disparar un rifle a través de la ventana de la cocina del Dr. Slepian, donde éste se encontraba con sus hijos.
  • >Al final de la década, Planned Parenthood y otros centros de cuidado de la salud han sido víctimas de 40 ataques con bombas, 406 casos de persecución, 112 casos de agresiones, 3 secuestros y 16 intentos de asesinatos.
 

EL PLAN DE BUSH II: RETROCEDER EN EL TIEMPO

En el inicio de un nuevo siglo y un nuevo milenio:

  • El 98% de las mujeres estadounidenses usan métodos anticonceptivos en algún momento de sus vidas.
  • El 89% de los estadounidenses están a favor de brindar un mayor acceso a la información sobre anticoncepción.
  • >El 81% cree que el acceso a los métodos anticonceptivos es una manera positiva de prevenir los abortos.

Sin embargo, el 22 de enero de 2001, en el 28.º aniversario del caso Roe contra Wade y su primer día completo en el poder, el presidente George W. Bush vuelve a imponer la "global gag rule" (ley de mordaza global), que restringe el financiamiento para la planificación familiar internacional. En señal de protesta, el 19 de febrero, Día de los Presidentes, los estadounidenses envían más de $600,000 cartas a Planned Parenthood y 30,000 cartas al presidente George W. Bush. Más adelante, miles de estadounidenses también donan sus devoluciones de impuestos federales a Planned Parenthood.

 

La Corte Suprema: apoyo a las mujeres

En marzo de 2001, la Corte Suprema de los Estados Unidos dictamina en el caso Ferguson contra City of Charleston que las mujeres gozan del mismo derecho que todos los estadounidenses de obtener servicios médicos sin temor de sufrir la intromisión sin razón de las autoridades del gobierno. Si bien se puede recomendar a las mujeres que obtengan atención prenatal, no se las debe coaccionar mediante amenazas de procesamiento criminal. Además, los resultados de las pruebas, incluidas las pruebas de detección de drogas, no se pueden divulgar al personal no médico sin el consentimiento del paciente. Un año después, Planned Parenthood logra una importante victoria para todos los proveedores y receptores de atención de la salud reproductiva cuando la Corte no modifica la resolución de un tribunal de primera instancia que prohíbe a un grupo extremista publicar carteles con la inscripción "Buscado" dirigidos a médicos.

Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre en los Estados Unidos, las oficinas de Planned Parenthood de todo el país reciben cientos de cartas con amenazas de muerte que dicen contener carbunco y están firmadas por "El ejército de Dios". Una vez más, como demostración del coraje y de la resistencia del personal, los centros afiliados de Planned Parenthood mantienen sus puertas abiertas en todo el país y garantizan que todos los clientes reciban atención.

 

Incumplimiento de los tratados y congelación de los fondos para planificación familiar

Aprovechando la renuencia de los ciudadanos y de los medios de comunicación a manifestarse en contra del Presidente en época de guerra, la administración Bush lanza una campaña implacable para regresar en el tiempo en lo que respecta a las opciones y los derechos de las mujeres, una prueba decisiva entre sus simpatizantes de la derecha.

Al principio, la administración Bush ataca los programas internacionales que fomentan la salud de la mujer y los programas de planificación familiar, a pesar de las protestas de Planned Parenthood y las organizaciones aliadas de mujeres.

  • La delegación de los Estados Unidos para la Cumbre Mundial Infantil de las Naciones Unidas, liderada por Tommy Thompson, Secretario de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), se opone a la educación sexual médicamente adecuada y al uso de condones para la prevención del VIH/SIDA.
  • El presidente Bush retiene $34 millones de los fondos para anticoncepción, atención materno-infantil y prevención de VIH/SIDA del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés).
  • El Departamento de Justicia de los Estados Unidos retira su apoyo al tratado para los derechos de la mujer y deja a los Estados Unidos como el único de los países desarrollados que no ratifica la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.
  • El Departamento de Estado de los Estados Unidos congela $3 millones de los fondos para la Organización Mundial de la Salud (OMS) en respuesta a las objeciones de extrema derecha al Programa de Reproducción Humana de la OMS.
  • La delegación estadounidense para la reunión regional de las Naciones Unidas revoca el apoyo de los Estados Unidos al acuerdo mundial de 1994 que ratifica el derecho de todas las parejas y personas de determinar de manera libre y responsable la cantidad y la frecuencia con la que tendrán a sus hijos, y de contar con la información y los medios necesarios para hacerlo.
  • >El Departamento de Estado de los Estados Unidos niega los fondos para la prevención del SIDA para refugiados a un consorcio internacional debido a que una organización proporciona servicios de aborto en programas no relacionados con los servicios de prevención del SIDA.
 

Censura de la información y restricción del acceso

La administración Bush y los aliados del Congreso continúan con su plan nacional para reducir los fondos destinados a la planificación familiar, restringir el acceso a los servicios de aborto y detener el financiamiento de las investigaciones sobre temas sexuales. En contra de toda la evidencia presentada por Planned Parenthood y otros aliados y especialistas, la administración y sus simpatizantes del Congreso insisten en que el conocimiento sobre la salud sexual fomenta la promiscuidad. Autorizan los programas que fomentan únicamente la abstinencia y limitan la información vital sobre las opciones de anticoncepción y la salud sexual:

  • Las páginas web del HHS eliminan la información médica precisa sobre la eficacia de los condones.
  • El Comité Asesor del secretario del HHS, en el Estatuto de Protección para la Investigación con Seres Humanos, otorga a los embriones la categoría de "seres humanos" y, en consecuencia, prepara el terreno para reducir el derecho de la mujer de controlar su propio cuerpo al otorgar a los embriones la misma categoría legal.
  • La Cámara de los Representantes de los Estados Unidos aprueba leyes que permiten que las entidades de cuidado de la salud discriminen a los proveedores que ofrecen información sobre el aborto.
  • El Presidente designa a extremistas que están en contra de los derechos reproductivos en comités clave de la FDA y para supervisar el Título X, el programa de planificación familiar de la nación.
  • El Congreso prohíbe que las más de 100,000 mujeres que prestan servicios en el ejército y viven en las bases militares estadounidenses del exterior obtengan servicios de aborto en los hospitales militares de otros países, incluso con su propio dinero.
  • El Congreso aprueba un aumento del 83% para los subsidios de los programas no comprobados que fomentan únicamente la abstinencia.
  • >Los legisladores que están en contra de los derechos reproductivos presionan a los científicos para que abandonen las investigaciones sobre el SIDA, la sexualidad y las conductas de alto riesgo insinuando que los fondos para los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) pueden estar en peligro.
 

Movilización contra la prohibición del aborto

En 2003, el presidente Bush firma una ley de prohibición de abortos peligrosos, siendo ésta la primera ley que penaliza un procedimiento de aborto desde la sentencia del caso Roe contra Wade. La ley prohíbe el procedimiento aunque la salud de una mujer esté en peligro, prohíbe a los médicos recomendar un aborto aunque sea médicamente adecuado para proteger la salud de la mujer, autoriza la encarcelación y las multas para los médicos que evadan la ley, y permite que las parejas masculinas o los padres demanden a la mujer si se realiza un procedimiento de aborto. Planned Parenthood y otras dos organizaciones demandan al gobierno. Tres tribunales diferentes del distrito federal revocan posteriormente la prohibición porque no protege la salud de las mujeres, representa una carga excesiva en el derecho de una mujer a elegir y es inconstitucionalmente poco clara.

Planned Parenthood lidera la organización de la Marcha por la Vida de las Mujeres celebrada el 25 de abril de 2004, la manifestación pro-derechos reproductivos más grande y diversa de la historia. Con una nueva necesidad de demostrar apoyo a las mujeres, más de un millón de estadounidenses se reúnen en el National Mall de Washington, DC, para protestar en contra de las políticas del Presidente que afectan negativamente a las mujeres.

La Corte Suprema de los Estados Unidos pasa a primer plano cuando el presidente Bush designa a dos jueces conservadores:

  • En 2005, Karen Pearl, presidenta interina de PPFA, declara durante las audiencias del Senado contra la designación de John Roberts para la Corte Suprema de los Estados Unidos debido a la creciente evidencia de que no confirmará el derecho a la privacidad ni cumplirá con las protecciones constitucionales contra las leyes que amenazan la salud de las mujeres.
  • A pesar del nombramiento del juez Roberts, el 18 de enero, en el caso Ayotte contra Planned Parenthood of Northern New England y otros, la Corte Suprema sostiene unánimemente sus precedentes de que las leyes de aborto deben proteger la salud y la seguridad de las mujeres.
  • El 31 de enero de 2006, el Senado de los Estados Unidos confirma al juez Samuel Alito para el cargo en la Corte Suprema en reemplazo de la jueza Sandra Day O'Connor, que se jubila y que en una corte dividida representa el voto esencial que protege el derecho de las mujeres a elegir. Planned Parenthood se opone enérgicamente a la nominación de Alito debido a sus antecedentes de hostilidad hacia los derechos de la mujer y los derechos de privacidad.
  • >El 18 de abril de 2007, la Corte Suprema recientemente establecida y ultraconservadora anula las resoluciones del tribunal de primera instancia y confirma la prohibición del aborto que el presidente Bush convirtió en ley en 2003. La decisión da marcha atrás a más de 30 años de precedentes que afirman que la salud de la mujer debe ser la preocupación fundamental en las leyes que restringen el acceso a los servicios de aborto.
 

PLANNED PARENTHOOD EN MARCHA

En febrero de 2006, Cecile Richards asume la presidencia de Planned Parenthood Federation of America. Líder de la política progresista nacional, Richards anteriormente fue la fundadora y presidenta de America Votes, una coalición de más de 30 organizaciones nacionales, incluido el Planned Parenthood Action Fund (Fondo de Acción de Planned Parenthood), creada para optimizar el registro de votantes, la educación y la movilización de las bases.

Luego de la confirmación del juez Alito, las fuerzas en contra de los derechos reproductivos de 12 estados comenzaron a "evaluar" a la nueva corte; para ello, presentaron prohibiciones de aborto e iniciaron proyectos de ley que automáticamente proscribirían el aborto si se anulara la sentencia del caso Roe contra Wade. Planned Parenthood lanza una exitosa campaña en los estados en riesgo y logra bloquear las prohibiciones en nueve estados. En la zona de combate que se establece en el estado de South Dakota, que aprueba una prohibición, Planned Parenthood y sus voluntarios apoyan a los grupos locales pro-derechos reproductivos y logran recolectar casi el doble de la cantidad de firmas necesarias para ubicar a la ley en la votación de noviembre. Los votantes derrotan a la prohibición.

Después de años de controversias y demoras en la administración Bush, la FDA logra avances importantísimos para las mujeres:

  • El 8 de junio, la FDA aprueba la primera vacuna que protege contra los dos tipos de VPH (virus del papiloma humano) que causan verrugas genitales y los dos tipos de VPH que causan aproximadamente el 70% de los casos de cáncer cervical en los Estados Unidos.
  • El 17 de julio, la FDA aprueba Implanon, un nuevo implante de anticoncepción hormonal para las mujeres; posteriormente, Planned Parenthood anuncia el lanzamiento de un programa nacional para capacitar a los médicos clínicos a fin de que proporcionen el nuevo método de anticoncepción.
  • >El 24 de agosto, la FDA aprueba la categoría de venta libre para la anticoncepción de emergencia (AE) Plan B para mujeres mayores de 18 años, luego de una serie de demoras que provocan la indignación nacional. Los dos comités asesores médicos de la FDA consideran que Plan B es seguro y recomiendan su venta libre en 2004; sin embargo, los titulares de cargos políticos dentro de la FDA son doblegados por la presión en contra de los derechos reproductivos y demoran la aprobación. Planned Parenthood lidera el ejercicio de presión para lograr la ampliación del acceso a Plan B, que bloquea la liberación del óvulo o impide que el óvulo fertilizado se implante en el útero y, en consecuencia, previene el embarazo no planificado y el aborto.

Después de las campañas informativas estatales y nacionales de Planned Parenthood sobre la importancia de la educación sexual integral, el 82% de los estadounidenses afirman que prefieren este tipo de educación en lugar del limitado enfoque que fomenta únicamente la abstinencia. Desde el 4 de junio de 2007, 10 estados rechazan los programas de abstinencia y citan los estudios que demuestran que tales programas no protegen ni preparan debidamente a los jóvenes.

 

EL CAMBIO A LA VISTA

Durante los últimos días del gobierno de Bush, persisten los ataques a la salud de las mujeres.

En julio de 2008, el gobierno de Bush propone una ley del Departamento de Salud y Servicios Humanos que limitaría los derechos de los pacientes de recibir información completa y precisa sobre la salud reproductiva. Planned Parenthood encabeza la oposición a la ley, que amenaza con reducir el acceso a la atención médica a aproximadamente 600,000 farmacias, clínicas y hospitales del país. Cuando se implementa la desastrosa "ley de último minuto", apenas a días de finalizar el gobierno de Bush, Planned Parenthood inicia una demanda judicial.

En los campus universitarios del país, los jóvenes activistas entablan otra batalla clave en los derechos reproductivos: anticonceptivos a un costo asequible. Debido a un error técnico del Congreso de los EE. UU., los precios de los anticonceptivos aumentaron considerablemente hasta un 900 por ciento en el año 2007. El incremento afectó principalmente a las mujeres y a los estudiantes universitarios de bajos recursos. Para generar concienciación y exigir medidas por parte del gobierno, Planned Parenthood movilizó a su amplia red de activistas. Nuestros arduos esfuerzos garantizan la presentación de la Prevention Through Affordable Access Act (Ley de Prevención a través de un Acceso Asequible) ante el Senado y la Cámara de Representantes de los EE. UU.; además, Planned Parenthood sigue presionando a los legisladores para que los anticonceptivos estén al alcance de todas las personas que los necesiten.

En las batallas, también hay éxitos.

• Educación sexual. Planned Parenthood logra convencer a la mitad de los estados para que rechacen la financiación de solo abstinencia de la Sección V.

• Anticoncepción. Nueva Jersey promulga una medida que le exige a una farmacia abastecer correctamente y sin demoras indebidas todo medicamento o dispositivo debidamente recetado al cliente. Después de seis largos años de arduas batallas, Wisconsin promulga una ley de atención compasiva a víctimas de violación en el año 2008. Y 11 estados presentan una ley de protección de anticoncepción para garantizar el derecho al acceso y al uso de anticonceptivos mediante protección constitucional y legislativa.

• Financiación de planificación familiar. Gracias, en gran medida, a la defensa de Planned Parenthood, el Centésimo Décimo Congreso aumenta los fondos de planificación familiar del país, reduce los fondos de los programas fallidos de solo abstinencia y aprueba el aumento anual más importante en dólares a los fondos de planificación familiar internacional. Además, el Senado deroga por tercera vez la perjudicial ley de mordaza global.

• Acceso al aborto. Tras la decisión de la Corte Suprema de los EE. UU. de mantener la prohibición federal del aborto, siete estados (Alaska, Arizona, Hawái, Kentucky, Michigan, Wisconsin y Virginia Occidental) consideran proyectos de emulación estatales y ayudamos a vencerlos a todos.

El 20 de enero de 2009, se vislumbra un nuevo amanecer de los derechos y la salud reproductiva con la investidura presidencial del presidente Barack Obama, quien anuncia su compromiso de asegurar el acceso a las mujeres y sus familias a servicios integrales de atención de la salud. Con un socio en la Casa Blanca y aliados en el Congreso de los EE. UU., Planned Parenthood renueva sus esfuerzos para ayudar a garantizar los derechos reproductivos y definir la reforma de la atención de la salud para el siglo XXI.

Enero de 2009

• Como una de sus primeras medidas gubernamentales, el presidente Obama deroga la "ley de mordaza global" y pone fin a ocho largos años de políticas que habían bloqueado el acceso a las mujeres de todo el mundo a los servicios básicos de atención de la salud.

Marzo de 2009

• La presidenta de PPFA, Cecile Richards, participa del Foro de la Reforma de Salud en la Casa Blanca, junto a miembros del Congreso, grupos de defensa y miembros del gobierno de Obama, para debatir ideas sobre cómo mejorar el enfermizo sistema de salud de los EE. UU.

• Un tribunal federal estipula que la FDA debe redactar un Plan B de anticoncepción de emergencia disponible sin receta para mujeres de 17 años y mayores.

• En la Conferencia Nacional de Planned Parenthood, la Secretaria de Estado de los EE. UU., Hillary Rodham Clinton, recibe nuestro más distinguido honor, el galardón PPFA Margaret Sanger.

Abril de 2009

• MTV y la Kaiser Family Foundation, en conjunto con Planned Parenthood Federation of America (PPFA) y su red nacional de centros de salud, dan a conocer GYT: Get Yourself Tested (Hazte un análisis), una campaña para fomentar los análisis de detección de enfermedades de transmisión sexual (ETS) en personas menores de 25 años.

Mayo de 2009

• El domingo 31 de mayo, el Dr. George Tiller, un especialista en abortos quirúrgicos complejos, es asesinado por un extremista contra el aborto cuando ingresaba a su iglesia en Wichita, Kansas, para el oficio dominical.

Reforma del cuidado de la salud

• Mientras la batalla por la reforma del cuidado de la salud estaba en su máxima expresión, la Cámara aprueba la enmienda Stupak en noviembre de 2009, la cual elimina la cobertura del aborto para algunas mujeres con seguro médico y prohíbe la cobertura del aborto de conformidad con el intercambio planificado de seguros médicos. 

• En diciembre de 2009, el Congreso aprueba la enmienda al cuidado de la salud de la mujer, que propuso la senadora Bárbara Mikulski (D-MD) al proyecto de reforma de ley del cuidado de la salud. La enmienda garantizará la cobertura del seguro médico para los análisis de detección y la atención preventiva básica sin costo para las mujeres.

• Para marzo de 2010, el Senado había rechazado la enmienda Stupak, pero el senador Ben Nelson presentó una cláusula contra el aborto al proyecto de ley del cuidado de la salud del Senado. 

• El 21 de marzo de 2010, el histórico proyecto de ley del cuidado de la salud, la Patient Protection and Affordable Care Act (Ley sobre Protección al Paciente y Atención de la Salud Asequible), fue aprobada a pesar de la prohibición de Nelson, gracias a una intervención de último minuto del presidente Obama.

Marzo de 2010

• La congresista Nita Lowey (D-NY) presenta la Global Democracy Promotion Act of 2010 (Ley de Promoción de Democracia Global de 2010) para prohibir a los gobiernos futuros la reinstitución de la denominada política Ciudad de México, también conocida como "ley de mordaza global", que impedía el acceso de las mujeres de todo el mundo a los servicios básicos de atención de la salud. Esta ley estipula claramente que el gobierno de los EE. UU. respalda la libertad de expresión y la salud de las mujeres de otros países del mismo modo que lo hace en los Estados Unidos.

Abril de 2010

• Scott Roeder es sentenciado a cadena perpetua por el delito de 
homicidio en primer grado del proveedor de atención médica reproductiva, el Dr. George Tiller.

Mayo de 2010

• En mayo de 2010, se cumple el 50.° aniversario del voto a favor del uso de la primera píldora anticonceptiva por parte del Comité Asesor de la FDA. Según una encuesta que se dio a conocer el 6 de mayo, ocho de cada diez mujeres de los EE. UU. indicaron que las empresas de seguro deberían estar obligadas a cubrir las píldoras anticonceptivas y otras formas de anticoncepción a un bajo costo o sin costo alguno, así como deben cubrir otros medicamentos que se usan para la prevención.

Junio de 2010

• PPFA se adhiere a la Declaración por Consenso Nacional sobre la Prevención del Embarazo de Adolescentes Latinas junto a otras 20 organizaciones líderes en salud reproductiva y sexual, y grupos de jóvenes y defensores de latinos. Las latinas revelan la tasa más elevada de embarazo durante la adolescencia entre los grupos étnicos de los Estados Unidos. Un 52 % de las adolescentes latinas quedan embarazadas al menos una vez antes de cumplir 20 años. La declaración por consenso reclama la necesidad de brindarles a los jóvenes las herramientas y la educación que requieren para tomar decisiones razonadas acerca de la vida sexual.

Septiembre de 2010

• PPFA es considerada una de las principales organizaciones sin fines de lucro por los filántropos destacados de Philanthropedia. Los especialistas encuestados por Philanthropedia califican a las organizaciones sin fines de lucro según el éxito en sus respectivos objetivos y el impacto que generan en sus áreas de interés. 

Octubre de 2010

• Dieciocho centros afiliados locales de Planned Parenthood de todo el país son reconocidos como líderes en prevención del embarazo en la adolescencia. El Departamento de Salud y Servicios Humanos les concede subvenciones como parte de la Iniciativa de Prevención del Embarazo en la Adolescencia que emprendió el presidente Obama. Como proveedores fiables de educación sexual, los 18 centros afiliados que fueron seleccionados reciben subvenciones o se les adjudican fondos como subcontratistas, hasta un total de aproximadamente $19 millones.

Diciembre de 2010

• La PPFA lanza su herramienta en línea: "¿Estoy embarazada?", que incluye una breve serie de preguntas en un formato interactivo dinámico. Según las respuestas de cada persona, la herramienta en línea ayuda a las mujeres a determinar cuándo deben hacerse una prueba de embarazo. Además, la herramienta les permite a las mujeres localizar los servicios de anticoncepción o prueba de embarazo en su área de residencia.

Abril de 2011

• El Senado de los EE. UU. vota para rechazar una propuesta de la Cámara que pretende prohibir que Planned Parenthood reciba financiación federal para brindar atención a las mujeres y sus familias a través de programas de atención de la salud pública con subvenciones federales.

• TIME designa a la presidenta de PPFA, Cecile Richards, como una de las TIME 100 de 2011, la lista anual de la revista que menciona a las 100 personas con mayor influencia en el mundo.

Julio de 2011

• El Institute of Medicine (Instituto de Medicina, IOM) recomienda la inclusión de anticonceptivos recetados en los servicios de salud preventiva de la mujer, los cuales deberían cubrirse sin copagos a través de los nuevos planes de seguro de conformidad con la Affordable Care Act (Ley de Atención de la Salud Asequible).

Agosto de 2011

• El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de los EE. UU. decide incluir una amplia diversidad de métodos anticonceptivos aprobados por la FDA como servicio de salud preventiva para la mujer, los cuales están disponibles sin copagos de conformidad con la Affordable Care Act (Ley de Atención de la Salud Asequible).

Septiembre de 2011

• El rep. Cliff Stearns (R-FL), presidente del Subcomité de Supervisión e Investigaciones para el Comité de Comercio y Energía de Uso Doméstico, inicia lo que aparenta ser una investigación que responde a motivos políticos y exige que la PPFA y sus afiliadas entreguen una onerosa cantidad de registros, que, en algunos casos, se remontan a 13 años de antigüedad.

Octubre de 2011

• La PPFA lanza Planned Parenthood Global, una nueva fase de sus programas internacionales. Durante 40 años, la PPFA ha trabajado de forma conjunta con organizaciones asociadas en países en desarrollo para brindar respaldo técnico y ayuda financiera destinada a la defensa y el suministro del cuidado de la salud a las mujeres. El cambio de nombre de la unidad internacional de la PPFA a Planned Parenthood Global implica una nueva era en el programa, que hace hincapié en asociaciones clave y el desarrollo de modelos innovadores que otras entidades puedan replicar y escalar.

• El 16 de octubre se cumple el 95.° aniversario de la inauguración de la primera clínica de anticoncepción en América, obra de la fundadora de Planned Parenthood, Margaret Sanger.

Los republicanos más conservadores siguen atacando a Planned Parenthood en el Congreso de los EE. UU. En este momento, la batalla contra Planned Parenthood ha pasado a distintos estados y hay más de 1,000 proyectos de ley estatales relacionados con el acceso de las mujeres a la atención reproductiva. A pesar de estos obstáculos, los centros de salud de Planned Parenthood, que siguen prestando atención a millones de mujeres, hombres y jóvenes, están trabajando para dar a luz a la generación más saludable que se haya visto. 

  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
Historia y éxitos