Make Your Gift
Make Your Gift

Planned Parenthood

Programa del país para Nicaragua

Ubicada entre los océanos Atlántico y Pacífico, con una topografía que abarca selvas tropicales exuberantes y volcanes activos, Nicaragua es el hábitat de una biodiversidad impresionante y de abundantes reservas forestales y de pesca. Sin embargo, Nicaragua también es vulnerable a los desastres naturales como los terremotos y huracanes, que agravan la pobreza ya generalizada en toda la región. 

En 1998, el huracán Mitch dejó a 400,000 personas sin hogar y desplazadas. La pobreza en las zonas urbanas, donde vive la mayor parte de la población, condujo a altos niveles de delincuencia, mientras que la pobreza en la región costera del Atlántico aumentó en los últimos años y causó un aumento de la drogadicción y el tráfico de drogas. Si bien el gobierno trata de atender los numerosos males sociales, la población de Nicaragua sigue siendo una de las más pobres de América Latina.

080125-Nicaragua_shacks.jpg

El conflictivo y cambiante entorno político nicaragüense dificultó la estabilidad y la prosperidad en las últimas décadas, con dictaduras, una guerra que involucró a los rebeldes Contras apoyados por los Estados Unidos, un electorado dividido y varias reformas constitucionales. La corrupción dentro del gobierno y una falta general de control gubernamental siguen en pie y alimentan el malestar civil y las manifestaciones populares. Con una edad electoral de sólo 16 años, la mayoría de la población tiene el potencial de influir en el cambio político real en esta democracia presidencial que sigue luchando por reducir las desenfrenadas desigualdades económicas. 

La mayor parte de la población de Nicaragua es mestiza, de ascendencia mixta entre europeos y amerindios, y depende para su subsistencia de las industrias agrícolas, como el cultivo del café y la cría de ganado. El nicaragüense promedio sólo recibe aproximadamente cinco años de educación a causa de un sistema educativo fragmentado e inadecuado y no puede esperar mucho más de un deficiente sistema de cuidado de la salud. 

080125-Nicaragua_mother-and.jpg

Con un 40% de nicaragüenses excluidos del sistema público de atención de la salud, no sorprende que una amplia gama de problemas acose a la población. Las zonas rurales sufren en especial de una falta de instalaciones y servicios, y aproximadamente uno de cada cuatro niños en Nicaragua tiene un crecimiento deficiente a causa de la desnutrición. 

Además, las enfermedades respiratorias agudas, la diarrea, la malaria y la anemia son comunes entre la población, y la falta de medicamentos en los hospitales públicos significa que muchos sufren innecesariamente de enfermedades que, de otra forma, serían tratables. Para las mujeres en Nicaragua, la situación es mucho peor. Una fuerte presencia católica romana y evangelista, además de la violencia generalizada y la discriminación contra las mujeres en la sociedad hacen que el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva sean una lucha constante. 

En 2006, se prohibió el aborto en Nicaragua en cualquier circunstancia, incluso en los casos de violación, incesto o embarazo con riesgo para la vida. La prohibición limita con severidad los derechos y hace peligrar la seguridad de las mujeres en Nicaragua, quienes ya viven en una región (América Latina) con uno de los índices de aborto más altos y unas de las leyes de aborto más estrictas en el mundo. 

Como consecuencia de estas restricciones, muchas mujeres se vuelcan al aborto ilegal en condiciones generalmente inseguras y antihigiénicas que las dejan propensas a complicaciones mortales. Las adolescentes en Nicaragua son especialmente vulnerables a los abortos inseguros, con el segundo índice más alto de fertilidad adolescente en América Latina.

PPFA en Nicaragua

La mala condición de la salud y el acceso limitado a los servicios en Nicaragua suelen estar correlacionados con la pobreza. A través del uso de los programas de educación de grupos y la capacitación de líderes jóvenes, como así también mediante el apoyo de clínicas que ofrecen servicios de calidad para la salud sexual y reproductiva (SSR), Planned Parenthood Federation of America (PPFA) y sus organizaciones asociadas llegan a poblaciones marginadas en zonas pobres y rurales en todo el país.

Actualmente, PPFA trabaja con socios para aumentar la disponibilidad de información y servicios preventivos en SSR para adolescentes, como así también para crear una mayor conciencia acerca de la necesidad de tales servicios. El trabajo de PPFA en Nicaragua también se centra en disminuir el índice de mortalidad y discapacidad maternas causadas por aborto inseguro mediante la extensión de los servicios accesibles y de calidad de salud sexual y reproductiva para las mujeres.  

080125-Nicaragua_peer-educa.jpg

El socio de PPFA AMNLAE fue fundado originariamente para ayudar a proporcionar atención médica a los combatientes sandinistas durante su lucha por establecer la democracia y una nueva constitución nacional a fines de 1970. Desde 1977, sin embargo, AMNLAE ha estado trabajando con gente joven para crear programas para los jóvenes y durante los últimos 12 años ha trabajado con PPFA para promover la educación en sexualidad saludable y los servicios de anticonceptivos para la gente joven en todo el país.  

AMNLAE implementa nuestro Adolescent and Youth Project (Proyecto para Adolescentes y Jóvenes), diseñado para reducir los embarazos no planificados y las infecciones de transmisión sexual (ITS) entre los adolescentes mediante la educación de grupos y la distribución de anticonceptivos. Los educadores de igual a igual trabajan en 10 zonas en todo el país , algunas de las cuales son rurales y están muy apartadas,difundiendo información de SSR de suma importancia a sus amigos, compañeros de clase y vecinos sobre temas como el embarazo, las ITS, entre ellas el VIH/SIDA, y cómo hacer elecciones seguras y responsables en lo que concierne a su salud sexual y reproductiva. 

Los educadores de igual a igual también ofrecen anticonceptivos a sus iguales, formando una clientela de edades similares. Se hacen responsables del seguimiento de sus clientes cuando necesitan reabastecimiento o información de SSR adicional y, cuando es necesario, referencias a lugares donde pueden obtener servicios de SSR más integrales. 

En el año 2006 solamente, los educadores llegaron a prácticamente 12,000 jóvenes en Nicaragua. El Proyecto modelo para Adolescentes y Jóvenes se mantiene con sus propios recursos en varios niveles, como la ayuda social continua a nuevas localidades potenciales y la capacitación de expertos en ayuda técnica para entrenar a nuevos administradores del programa local en todo el país.

  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
Programa del país para Nicaragua