Planned Parenthood

Programa del país para Etiopía

A pesar del rápido crecimiento económico durante los últimos años, Etiopía sigue siendo uno de los países más pobres del mundo. Aproximadamente un 80% de la población depende de la agricultura para su subsistencia. 

Etiopía se clasifica de manera consistente dentro de los últimos lugares de los índices que miden la disminución de la pobreza, la salud y la educación. Su participación en conflictos con países vecinos, como así también las tensiones políticas internas, ha agravado la pobreza y la mala salud ya existentes y generalizadas. A esto se suma que sus indicadores de salud reproductiva siguen estando entre los peores del mundo.

080123-Ethiopia-Family.jpg

Para cuando la mujer etíope tradicional tenga 18 años de edad, es posible que ya esté casada, haya tenido o pronto tenga el primero de sus cinco hijos y que esté a cargo de la mayor parte de las tareas de la casa. Posiblemente haya dejado de asistir a la escuela a partir de quinto grado, y aún así es probable que obtenga algo de dinero para su familia con la venta de los productos agrícolas en el mercado. No usa anticonceptivos, pero quisiera hacerlo, como muchas de sus vecinas. Tiene suerte de haber sobrevivido a los partos de sus hijos, teniendo en cuenta que las probabilidades de morir durante el embarazo o en el parto son de 1 en 14. Es probable que, además de sus propios hijos, esté cuidando a otros niños que han quedado huérfanos como consecuencia del SIDA.

El gobierno etíope ha dado grandes pasos para mejorar la salud de las mujeres y de sus familias. Adoptó la Iniciativa para una Maternidad sin Riesgos de la Organización Mundial de la Salud y, en 2005, despenalizó el aborto para disminuir los índices de mortalidad y discapacidad resultantes del aborto ilegal e inseguro. 

No obstante, quedan por enfrentar grandes desafíos. 

El gasto total anual del gobierno en salud es de unos $5 por persona y, dado que el 84% de la población vive en zonas rurales, el acceso a las instalaciones de salud es muy limitado. Como consecuencia, sólo el diez por ciento de las mujeres en Etiopía tienen sus partos en presencia de un asistente de partos calificado y los abortos inseguros persisten a causa del temor de las mujeres a la desaprobación social y religiosa, la incapacidad de acceder a servicios de aborto seguro y la falta de proveedores médicos que ofrezcan sus servicios.

PPFA en Etiopía

El trabajo en Etiopía de Planned Parenthood Federation of America (PPFA) se centra en reducir el número de muertes y discapacidades maternas previniendo los embarazos no planificados y aumentando la disponibilidad de servicios accesibles y seguros para abortar. A pesar de la despenalización del aborto, muchos proveedores médicos no ofrecen sus servicios porque les incomoda, por incompetencia o por falta de información acerca de la ley. 

Es muy necesario desarrollar capacidad local para garantizar que, cuando se produzcan embarazos no planificados, las mujeres tengan acceso a servicios de aborto seguro a un costo razonable. PPFA es una de las pocas organizaciones que satisfacen esta necesidad equipando a las organizaciones no gubernamentales con las habilidades, la capacidad y los fondos que éstas necesitan para ofrecer servicios de aborto seguro y otros servicios de salud reproductiva, como anticonceptivos y educación.

Nuestro socio más reciente, Mary Joy Aid Through Development (Mary Joy Ayuda a través del Desarrollo), es una organización etíope consolidada que implementa programas de desarrollo urbano integral para ayudar a las comunidades necesitadas. Aunque hace tiempo que esta organización brinda servicios de salud primarios a las comunidades de las que se ocupa, le faltaba la capacidad de ofrecer servicios de salud reproductiva hasta que se asoció con PPFA. Con el apoyo de PPFA, Mary Joy Aid Through Development está capacitando proveedores médicos clínicos y comunitarios, proporcionando equipos y provisiones, y estableciendo una red para que los proveedores compartan conocimientos técnicos y experiencias.

080123-Ethiopia-coffee-ceremony-talk.jpgAdemás de los servicios médicos, este proyecto también ayuda a una red de “promotores de salud de igual a igual” :jóvenes y adultos capacitados para divulgar mensajes de salud y para distribuir anticonceptivos en sus comunidades. En un modelo innovador, los promotores de grupo “de madre a madre” educan y distribuyen anticonceptivos a otras mujeres en sus comunidades mediante las cooperativas de crédito y ahorro integradas por mujeres y durante la tradicional “ceremonia del café” : un importante ritual diario en el que las personas se reúnen para socializar y compartir una taza de café de Etiopía especialmente elaborado. Los promotores de igual a igual asisten a estas reuniones y ofrecen charlas cortas sobre temas de salud reproductiva que son de interés para las mujeres allí presentes y les recomiendan servicios específicos.

 

  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
  • rss icon
Programa del país para Etiopía