Cómo proteger el acceso al aborto

abortion access

En Planned Parenthood creemos que todas las mujeres deberían tener acceso a toda la gama de servicios de salud reproductiva.

Nuestro objetivo primordial es la prevención: reducir en los EE.UU. la cantidad de embarazos no planificados, especialmente el número alarmante de embarazos adolescentes. Al mismo tiempo, para proteger su salud y la de sus familias, las mujeres que enfrentan un embarazo no planificado deben tener acceso a servicios legales y seguros para obtener un aborto sin la interferencia del gobierno. La mujer es quien debe tomar la decisión de tener hijos con el asesoramiento de su familia y su médico; no los políticos.

El acceso al aborto es legal, está protegido por la Constitución y cuenta con el respaldo de una mayoría de estadounidenses; sin embargo, las organizaciones en contra de los derechos reproductivos y los responsables de adoptar decisiones que se oponen a estos derechos dificultan el acceso de las mujeres a obtener la atención necesaria. Los partidarios de línea dura en contra de los derechos reproductivos deterioran el acceso al aborto mediante batallas legales, votaciones, y legislaciones restrictivas sobre los servicios para realizar abortos algunos extremistas incluso recurren a la intimidación, el hostigamiento y la violencia contra las mujeres y los proveedores de atención de la salud.

Planned Parenthood combate estas iniciativas en contra de los derechos reproductivos en todos los niveles. Tanto en juzgados como en legislaturas estatales, en el Capitolio y en las organizaciones comunitarias, trabajamos para proteger el acceso al cuidado de la salud reproductiva al fomentar la educación de los funcionarios electos, a través de pleitos, y la movilización de más de cuatro millones de activistas, defensores y benefactores.

Las iniciativas de apoyo activo y defensa de Planned Parenthood se dirigen a: 

 

Find A Health Center

or

Search