Planned Parenthood

New York City

Prom

Nuestra columnista, Haydeé Morales, es la Vicepresidenta de Educación y Entrenamiento y el Centro de Margaret Sanger Internacional de Planned Parenthood of New York City

Es casi el fin del año escolar y para los estudiantes de la secundaria, significa una cosa: el baile del Prom. Como es lógico de esperar, los adolescentes se emocionan: el vestido, el traje, la música, la cita romántica. Pero para los padres, este entusiasmo conlleva un temor: que nuestros hijos(as) vayan a tener relaciones sexuales o hacer malas decisiones.

Mi propia madre Puertorriqueña era muy protectora y como resultado no fui aninguno de los bailes de la escuela preparatoria y secundaria. Sus razones eran por lo general indirectas  no podía ir porque muchachos iban a estar allí. No era yo en la que no tenia confianza, sino en ellos.

Sé que sus intenciones eran buenas. Como madres y padres, queremos proteger a nuestros(as) hijos(as) de todo lo que podamos. Pero el miedo no es la respuesta: no podemos mantener a nuestros(as) hijo(as) en una burbuja y en cuanto más les impedimos su vida social, más impedimos su desarrollo de habilidades sociales que necesitarán para hacer frente a la presión de sus compañeros(as) y navegar situaciones más difíciles.

Entonces, ¿cuál es la solución? Hable con sus hijos. Deles las herramientas que necesitan para tomar decisiones sanas y saludables. ¿Cómo se hace eso? Aquí hay siete pasos sencillos:

1) Inicie la conversación. Haciendo preguntas abiertas tales como, "¿Qué es lo que más te emociona del prom?" o "¿Cómo te sientes acerca de tu cita?" o "¿Los chicos en tu escuela se sienten presionados a tener relaciones sexuales porque es el prom?" abren la puerta para primero, escuchar a su hijo(a) y entender sobre lo que está pasando en su vida.

2) Comunicarse. Créalo o no, estudio tras estudio muestra que los jóvenes dicen que los valores de sus padres alrededor del sexo y la sexualidad tienen la mayor influencia a la hora de tomar decisiones sobre sus propias vidas. Sin embargo, nuestros hijos no sabrán cuales son nuestros valores y expectativas a menos que se los digamos. Una vez le ha preguntado a sus hijos(as) sobre como se sienten acerca del baile, tome este tiempo para comunicarles sus propias ideas y expectativas y asegúrese que tengan la información que necesitan sobre el sexo y la sexualidad.

3) Mensajes para protegerlos. Esto también es un buen momento para comunicarles mensajes de protección adicionales tales como, apoyar a que su hijo(a) evite el alcohol y otras drogas, ya que pueden afectar la toma de decisiones sexuales.  También puede preguntarle y discutir si siente alguna presión para tener relaciones sexuales o actividad sexual ya que es el prom y hacer hincapié en que no deberían involucrarse en la actividad sexual debido a cualquier otra presión social o de su pareja.

4) Siga hablando. Esto no tiene que ser una sola conversación. Usted puede seguir hablando del prom con su hijo(a) en las semanas antes del baile. Esto quita la presión y les da la oportunidad de compartir algo que desde un principio no se sentían cómodos compartiendo. Recuerde, escuche a su hijo(a) y no lo(a) juzgue. Esto le ayuda al(a) joven a sentirse que puede contar con usted y hablar con usted, que a su vez lo(a) mantiene salvo.

5) Conectarse. Manteniendo una conexión emocional con su hijo(a) es una de las mejores maneras de mantenerlos(as) a salvo. Hable con sus hijos(as), escúchelos(as) y participe o ayude con las actividades de preparación para el prom. Incluso puede ser divertido, como ir de compras para el vestido o el traje.

6) Supervise. Conozca a las amistades de su hijo(a), conozca a los padres, tenga sus números de teléfono. Pregúnteles que plan tienen para el baile, donde estarán, como van a llegar y con quien van a estar. Sepa a quien puede llamar por si se quedan fuera demasiado tarde. Todo esto ayuda a asegurarse de que su hijo(a) no va a meterse en una mala situación.

7) No sólo las niñas. Nuestro primer instinto puede ser de poner la carga de la toma de decisiones en las niñas, pero nuestros muchachos nos necesitan al igual. Hacen malas decisiones y se confunden igual que las jóvenes. Hable con su hijo(a), sin importar su género. Aunque pueda que sea difícil al principio, van a estar agradecidos y ayudará a mantenerles a salvo.

(06/02/11)

  • tumblr icon
  • google plus icon
  • twitter icon
  • rss icon
Prom